Estados Unidos

Niños infectados en guarderías llevan Covid a casa: estudio

Expertos informaron que las conclusiones no significan que deben cerrarse las escuelas y guarderías

Rick Bowmer / Associated Press / Un niño juega con cubrebocas

Associated Press

viernes, 11 septiembre 2020 | 18:14

Nueva York— Los niños que se contagian de coronavirus en las guarderías y campamentos se lo transmiten a sus familiares, de acuerdo con un nuevo reporte que resalta que los menores pueden llevar el germen a sus casas e infectar a otros.

Los científicos ya saben que los niños pueden propagar el virus. Pero el estudio publicado hoy por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) “indica definitivamente — en una forma que estudios previos no han conseguido — el potencial de transmisión a familiares”, dijo William Hanage, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Harvard.

Las conclusiones no significan que deben cerrarse las escuelas y guarderías, pero confirman que el virus puede diseminarse en esos lugares y ser llevado a casa por los niños. Y las personas que trabajan en esos sitios deben ser cuidadosas y someterse a pruebas si piensan que pudieran estar infectadas, dicen expertos.

Estudios previos en China y Europa han concluido que los niños tienen menos riesgo de infección y menos riesgo de enfermarse gravemente si lo contraen.

Hay datos que indican que los niños pequeños no diseminan el virus muy a menudo, aunque se piensa que los niños mayores lo transmiten tan fácilmente como los adultos.

En el nuevo estudio, científicos de Utah y de los CDC se centraron en tres brotes en guarderías de Salt Lake City entre abril y julio. Dos fueron en programas para infantes y el otro para niños mayores.

En dos de las instalaciones, los investigadores establecieron que un trabajador adulto infectado introdujo el virus sin saberlo.

El estudio concluyó que 12 niños contrajeron el virus en las instalaciones y lo transmitieron a por lo menos 12 de los 46 padres o hermanos con quienes estuvieron en contacto en casa. Tres de los niños infectados no tenían síntomas y uno de ellos lo transmitió a un padre que más adelante fue hospitalizado con COVID-19, dijeron los autores el estudio.