Estados Unidos

Piden ayuda por desempleo más de 1.4 millones de estadounidenses

La crisis ha llevado a muchos negocios a eliminar empleos o por lo menos a postergar contrataciones

Associated Press

Associated Press

jueves, 30 julio 2020 | 09:22

Washington— Más de 1.4 millones de personas solicitaron asistencia pública por desempleo la semana pasada, evidencia de los estragos que el coronavirus está causando en la economía del país.

Las pérdidas de empleos ocurren en momentos en que un repunte de la enfermedad está obligando a muchos estados a revocar o postergar la reapertura de comercios y muchas personas se abstienen de viajar, ir de compras o reanudar otras actividades económicas. La crisis ha llevado a muchos negocios a eliminar empleos o por lo menos a postergar contrataciones.

El reporte difundido el jueves por el Departamento de Trabajo marca la 19na semana consecutiva en que más de un millón de personas piden ayuda por desempleo. Antes de la pandemia, esa cifra nunca superó los 700 mil.

Hubo 12 mil solicitudes nuevas comparado con la semana previa, el segundo aumento consecutivo. La cifra disminuyó durante 15 semanas, entre abril y julio, cuando muchos estados estaban reabriendo sus economías, pero ese proceso se ha detenido.

Con todo, 17 millones de personas están recibiendo el subsidio tradicional por desempleo, indicio de que esa asistencia está manteniendo a flote a muchas familias en momentos de desempleo generalizado y angustiosa incertidumbre económica.

Y las penurias podrían agravarse: el otorgamiento de 600 dólares adicionales semanales a los desempleados caduca esta semana y el Congreso no ha llegado a un acuerdo sobre la extensión de esa asistencia, que probablemente terminará siendo menor.

El repunte del coronavirus en el sur y oeste de Estados Unidos ha obligado a muchos bares, salones de belleza y otros negocios a volver a cerrar sus puertas o reducir el aforo. Entre el 21 de junio y el 19 de julio, por ejemplo, el porcentaje de bares en Texas que cerraron aumentó de 25% a 73%. En California, el porcentaje de salones de belleza cerrados subió de 40% a 75%, según la firma de estadísticas Womply.

Muchos estados han limitado el ingreso de habitantes de otros estados con altos niveles de coronavirus, lo que ha perjudicado a hoteles, aerolíneas y otras empresas que dependen de los viajes.

Rubeela Farooqi, economista de High Frequency Economics, expresó alarma por la alta cantidad de desempleados en el país.

“El resurgimiento del coronavirus ha resultado en una pausa o revocación de reaperturas de negocios en varios estados y es probable que los despidos continúen justo en momentos en que caducarán los subsidios por desempleo”, afirmó Farooqi.

“El riesgo de que las pérdidas de empleos pasen de temporales a permanentes está aumentado ante el cierre de negocios. Ello podría resultar en una recuperación aun más lenta”, añadió.