Estados Unidos

Prevaleció la democracia: Joe Biden

Integrantes del Colegio Electoral de todo el país emitieron sus votos afirmando su victoria

Associated Press

Associated Press

lunes, 14 diciembre 2020 | 22:24

Wilmington, Delaware— El presidente electo Joe Biden dijo ayer a los estadounidenses que “prevaleció la democracia” cuando los integrantes del Colegio Electoral de todo el país emitieron sus votos afirmando su victoria en las elecciones del mes pasado, diciendo que los principios rectores del país resistieron ser “empujados, probados, amenazados” reclamos repetidos e infundados de fraude defendidos por el presidente Donald Trump.

En un discurso desde su antigua casa de Wilmington, Delaware, Biden tenía como objetivo guiar a los estadounidenses más allá del tumulto de la campaña y la negativa de Trump a aceptar la derrota.

“Si alguien no lo sabía antes, lo sabemos ahora. Lo que late en lo profundo de los corazones del pueblo estadounidense es esto: la democracia”, dijo Biden. “El derecho a ser escuchado. A que se cuente su voto. A elegir a los líderes de esta nación. A gobernarnos a nosotros mismos”.

Después de obtener un récord de más de 81 millones de votos, Biden todavía está tratando de ganar impulso mientras se prepara para asumir la presidencia el 20 de enero. Eso se ha complicado porque Trump se niega a ceder mientras persigue desafíos legales que han sido rotundamente rechazados por los jueces. en todo el espectro político, incluidos los jueces de la Corte Suprema.

En su lenguaje más contundente hasta la fecha, Biden señaló que recibió más de 7 millones de votos más que Trump y que los 306 votos electorales que aseguraron su victoria fueron los mismos que obtuvo Trump cuando ganó la presidencia hace cuatro años. Agregó que, en 2016, Trump calificó su victoria en el Colegio Electoral como “una victoria aplastante”.

Dijo que el caso respaldado por Donald Trump que la Corte Suprema rechazó por unanimidad “trató de eliminar los votos de más de 20 millones de estadounidenses en otros estados y entregar la presidencia a un presidente que perdió el Colegio Electoral, perdió el voto popular y perdió todos y cada uno” de los estados cuyos votos estaban tratando de revertir.

Biden dijo que si bien las acciones de Trump amenazaron las normas democráticas fundamentales, las instituciones que protegen los derechos de los estadounidenses no se derrumbaron.

“En Estados Unidos, los políticos no toman el poder, la gente se lo concede”, dijo el presidente electo. “La llama de la democracia se encendió en esta nación hace mucho tiempo. Y ahora sabemos que nada, ni siquiera una pandemia, o un abuso de poder, puede apagar esa llama”.

El hecho de que tuviera que dar ese discurso poco después de que los electores votaran para convertirlo en presidente, un paso generalmente rutinario e incluso mundano, muestra lo extraordinario que ha sido el período postelectoral, con Trump tratando de frustrar a Biden en todo momento.

A pesar de eso, Biden tocó un tema familiar de su campaña presidencial, prometiendo ser “un presidente para todos los estadounidenses” que “trabajará tan duro por aquellos de ustedes que no votaron por mí como yo lo haré por los que sí”.

“Ahora es el momento de pasar página como lo hemos hecho a lo largo de nuestra historia”, dijo. “Para unir. Para sanar”.

Dijo que esa era la única forma en que el país podría superar la peor crisis de salud en más de un siglo, y dijo que frente a la pandemia, “tenemos que trabajar juntos, darnos una oportunidad y bajar la temperatura”.

Queda por ver si su mensaje de unidad tendrá algún efecto. Los principales republicanos han seguido apoyando en su mayoría a Trump y sus afirmaciones infundadas de una elección amañada e, incluso una vez que Biden tome el poder, es poco probable que le otorguen algo del período tradicional de luna de miel.

Biden recordó que uno de sus trabajos como vicepresidente hace cuatro años era reconocer formalmente la victoria electoral de Trump en el Senado después de 2016, y dijo que esperaba que ocurriera el mismo proceso esta vez, saludando al pequeño número de senadores republicanos que han reconocido su victoria. Pero hay muchos otros republicanos destacados que han continuado del lado de Trump.

Y después de perder docenas de desafíos legales a nivel estatal y federal, se espera que Trump siga adelante con un nuevo litigio esta semana. El abogado de Trump, Rudy Giuliani, dice que espera cinco demandas más a nivel estatal.

Incluso después de tomar la Casa Blanca, Biden se enfrenta a un Senado estrechamente dividido. Las elecciones de segunda vuelta del próximo mes en Georgia decidirán qué partido controla la cámara alta. También hay una mayoría demócrata reducida en la Cámara de Representantes, ya que el Partido Republicano tomó escaños incluso cuando Trump perdió.

Mientras tanto, el senador republicano Ron Johnson de Wisconsin tiene previsto celebrar una audiencia el miércoles sobre las “irregularidades” electorales. Johnson ha cuestionado por qué no se informó al Congreso de que los impuestos del hijo de Biden, Hunter, estaban bajo investigación federal durante el juicio político de Trump el año pasado.

El presidente fue absuelto en un juicio en el Senado que se centró en los tratos de Trump con el presidente de Ucrania y en si abusó de su cargo al buscar una investigación sobre los Biden. Hunter Biden formó parte de la junta directiva de una empresa energética ucraniana.

El hijo de Biden dijo en un comunicado la semana pasada que recientemente se enteró de que estaba bajo investigación.