Estados Unidos

Rechaza Congreso anular votos de Arizona

Al menos cuatro legisladores republicanos cambiaron de opinión y votarían para mantener los resultados del Colegio Electoral

Associated Press / La senadora Kelly Loeffler, quien perdió su elección para mantenerse en el senado por Georgia, retiró su objeción a las elecciones

The New York Times

miércoles, 06 enero 2021 | 22:23

Washington— El Senado y la Cámara baja de Estados Unidos rechazaron un intento de anular los votos de Arizona, luego de que trumpistas irrumpieran en el Capitolio en un ataque para intentar mantener al Presidente Donald Trump en el cargo.

En la Cámara baja, controlada por demócratas, se realizó una votación de 303 contra 121 legisladores republicanos.

La votación en el Senado de 93 a 6 se produjo después de que al menos cuatro legisladores republicanos, incluida la senadora Kelly Loeffler de Georgia, dijeron que habían cambiado de opinión y votarían para mantener los resultados del Colegio Electoral después de haber dicho previamente que se opondrían a ellos.

Los que votaron en contra de los resultados de las elecciones estadounidenses fueron los senadores Josh Hawley de Missouri, Ted Cruz de Texas, Tommy Tuberville de Alabama, Cindy Hyde-Smith de Mississippi, el senador Roger Marshall de Kansas y John Kennedy de Louisiana. La Cámara todavía estaba debatiendo el desafío.

La medida de Loeffler, quien perdió una elección especial en Georgia y no pudo retener su escaño en el Senado, representó uno de sus últimos actos en la Cámara alta y anunció su revocación durante las declaraciones en el Senado después de que el debate se reanudara la noche este miércoles.

"Cuando llegué a Washington esta mañana, tenía toda la intención de oponerme a la certificación de los votos electorales", dijo. "Sin embargo, los hechos que han ocurrido hoy me han obligado a reconsiderar, y ahora no puedo, en buena conciencia, objetar".

Los comentarios de Loeffler se produjeron después de que la representante Cathy McMorris Rodgers de Washington y el senador Steve Daines de Montana condenaron las acciones de los leales a Trump que irrumpieron en el Capitolio y dijeron que ya no respaldarían un esfuerzo de algunos de sus colegas republicanos para objetar los resultados de las elecciones.

El senador James Lankford, republicano de Oklahoma, también se unió al grupo el miércoles por la noche y emitió una declaración conjunta con Daines en la que pedía "que todo el Congreso se reúna y vote para certificar los resultados de las elecciones".

Los comentarios de McMorris Rodgers fueron particularmente agudos.

"Atacaron a los agentes de policía del Capitolio, violaron y desfiguraron nuestro edificio del Capitolio, pusieron en peligro la vida de las personas y desatendieron los valores que apreciamos como estadounidenses", dijo McMorris Rodgers en un comunicado, que publicó un día después de declarar que objetaría la votación. "Para todos los involucrados, la culpa es suya".

"Lo que hemos visto hoy es ilegal e inaceptable", agregó. "He decidido que votaré para defender los resultados del Colegio Electoral y animo a Donald Trump a condenar y poner fin a esta locura".

Las revocaciones de los legisladores se produjeron pocas horas después de que el debate en la Cámara y el Senado sobre la decisión de objetar los resultados electorales fuera interrumpido por la multitud de partidarios de Trump cuyo ataque hacia el Capitolio obligó a algunos miembros del Congreso a permanecer encerrados por un tiempo.

En las horas siguientes, los principales republicanos, incluidos el Vicepresidente Mike Pence y el representante Kevin McCarthy, el principal republicano de la Cámara, condenaron la violencia.

El senador Mitt Romney de Utah, que se ha opuesto públicamente a los esfuerzos de algunos de sus colegas republicanos para descartar los resultados de las elecciones, fue uno de los que condenaron la violencia y echó la culpa a Trump.

Poco después de que McMorris Rodgers emitiera su declaración donde anunciaba sus intenciones, el representante Lance Gooden, republicano de Texas, dejó en claro que los eventos del día no le harían cambiar su opinión.

"Me han preguntado si me uno a los que ahora están dando marcha atrás en objetar la certificación del Colegio Electoral", dijo en un tuit. "Si bien estoy disgustado con lo que vi hoy, los disturbios no hacen que esta elección sea segura de repente. SÍ, por supuesto, todavía me opongo ".

Pero otros legisladores continuaron intentando socavar la elección. El senador Josh Hawley, republicano de Missouri, quien fue uno de los líderes que buscaban revocar los resultados de la victoria de Biden, condenó la violenta insurrección que ocurrió horas antes, pero se opuso a las acciones de los funcionarios de Pennslyvania que dieron más tiempo a los votantes para enviar sus votos por la pandemia de coronavirus.

Hawley, quien fue visto alentando a los trumpistas con un puño en alto antes de su violento ataque, fue condenado luego de su discurso por el senador Mitt Romney, republicano de Utah, quien describió los eventos del día como una "insurrección incitada por el Presidente de los Estados Unidos . "

"Aquellos que opten por seguir apoyando su peligrosa táctica de objetar los resultados de una elección democrática legítima serán vistos para siempre como cómplices de un ataque sin precedentes contra nuestra democracia", dijo Romney.

En la Cámara, el representante Chip Roy, republicano de Texas, recibió su propia ovación de los demócratas al explicar por qué no objetaría.

"Este voto puede firmar mi sentencia de muerte política", declaró Roy. "Pero que así sea".