Estados Unidos

Recortan estados nóminas en EU

Están enfrentado unos de sus déficits más grandes, ya que la recolección de impuestos se ha desplomado forzando

The New York Times

The New York Times

lunes, 15 junio 2020 | 18:56

Los gobiernos estatales están enfrentado unos de sus déficits más grandes que han llegado a números récord, según advirtió un reporte este lunes, debido a que la recolección de impuestos se ha desplomado forzando a los estados y localidades a despedir o a descansar a más de 1.5 millones de trabajadores en los tres últimos meses, por lo que están sopesando unos recortes más considerables en áreas que incluyen educación en los próximos meses.

Debido a que la pandemia y la orden de quedarse en casa ha forzado un precipitoso descenso en el impuesto sobre ingresos, el impuesto sobre ventas y hasta los ingresos fiscales del gas, los estados van a enfrentar un descenso de 615 billones de dólares en los próximos tres años, de acuerdo a una proyección que fue dada a conocer este lunes por el Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas, una organización de izquierda dedicada a la investigación.

Muchos estados están considerando realizar recortes considerables mientras se apresuran a planear sus presupuestos para el próximo año fiscal, que empieza el próximo mes en muchos estados.

Sin la ayuda federal, los trabajadores que han sido descansados tendrán más probabilidades de no poder recuperar su empleo, y más trabajadores del sector público serán despedidos.

Tan sólo en el Estado de Nueva York, la recaudación fiscal del mes pasado disminuyó 766.9 millones de dólares, o sea casi el 20 por ciento respecto al año anterior, de acuerdo a un reporte estatal mensual de efectivo que fue publicado este lunes por el contralor estatal, Thomas P. DiNapoli.

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, apoya el darle ayuda federal a los gobiernos estatales y locales para equilibrar sus presupuestos como parte de la siguiente ronda de estímulos, aunque esa idea ha enfrentado oposición del Senado que está controlado por los republicanos y del presidente Trump.