Estados Unidos

Repite Barr falsedades de Trump en testimonio ante el Congreso

'El presidente no ha interferido en las decisiones que he tomado', dijo el fiscal general de EU

The New York Times

The New York Times

miércoles, 29 julio 2020 | 18:58

Estados Unidos— El procurador general William P. Barr, en una polémica audiencia en el Congreso que se llevó a cabo este martes, defendió al presidente Trump y al Departamento de Justicia de varias maneras.

Éste es un resumen de sus declaraciones:

“El presidente no ha interferido en las decisiones que he tomado”, dijo Barr, lo cual es erróneo, ya que en repetidas ocasiones Trump ha denigrado las investigaciones y a los empleados del Departamento de Justicia y ha dejado en claro su sentir sobre casos de alto perfil, incluyendo el de Roger J. Stone y Michael T. Flynn.

“De acuerdo a las estadísticas compiladas por The Washington Post, el número de afroamericanos desarmados que han muerto a manos de la policía en este año es de ocho. Y el número de anglosajones que han muerto en las mismas circunstancias y el mismo período es de 11”, aseguró Barr.

Las cifras son exactas, pero si se comparan con el tamaño de la población, los afroamericanos han perecido el doble de veces que los anglosajones, de acuerdo a una base de datos.

“La inmensa mayoría de los afroamericanos, el 90 por ciento, son asesinados por otros afroamericanos, principalmente con armas de fuego”, dijo Barr.

En un reporte del 2018 sobre los tiroteos policíacos, la Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos señaló que la narrativa de que los afroamericanos son asesinados por ellos mismos como una explicación del uso excesivo de la fuerza no incluye los problemas estructurales e históricos que se han creado en esos vecindarios, así como también los factores sociales y económicos que los provocan”.

“Después de la muerte de George Floyd los manifestantes violentos y anarquistas han secuestrado las legítimas protestas y han creado un ambiente sin sentido y han destruido a víctimas inocentes. En Portland, cientos de manifestantes han sitiado la corte federal y otras propiedades federales”, afirmó Barr.

Esto es exagerado, aunque algunos manifestantes en Portland han sido violentos, muchos otros han sido pacíficos y han incluido a estudiantes de preparatoria, veteranos del Ejército, abogados y mujeres. Han sido los agentes federales los que han respondido de manera agresiva y con una fuerza desproporcionada, usando gas lacrimógeno y balas pimienta.

Respecto a las pruebas para detectar le coronavirus, Barr dijo “El problema con el sistema de pruebas se debe al mal manejo del presidente Obama de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y por centralizar todo en esa dependencia”.

Falso, Barr al igual que Trump se han referido a una guía emitida en el 2014 por la administración Obama para regular las pruebas desarrolladas por laboratorios necesarias para darle seguimiento a una pandemia. Pero esa política nunca fue terminante ni aplicada, lo cual socava el argumento de que es la culpable de la insuficiente distribución de pruebas contra el coronavirus de este año.

“El histórico edificio del Parque Lafayette fue incendiado, al igual que la Parroquia de San Juan”, dijo Barr.

Esto es exagerado, fueron las autoridades las que usaron gas lacrimógeno y balas de goma para despejar de ese lugar a manifestantes pacíficos. Un día antes, un pequeño incendio se registró en el sótano de la iglesia pero fue contenido.

“Tengo entendido que no se usó gas lacrimógeno el lunes 1 de junio”, declaró Barr.

Esto es erróneo, ya que la policía dijo que no usó ese gas pero los manifestantes y reporteros describieron los síntomas que sintieron durante la manifestación en la Plaza Lafayette:  irritación de ojos, boca, garganta, pulmones y la piel, lo cual es característico del gas pimienta.