Estados Unidos

Retrasa pandemia trámites de ciudadanía estadounidense

Es posible que miles de ciudadanos no puedan completar sus naturalizaciones a tiempo para votar en las elecciones de 2020

The New York Times

The New York Times

miércoles, 17 junio 2020 | 12:16

Nueva York.- A medida que estado tras estado impuso el distanciamiento social y otras medidas para mitigar la propagación del virus, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos suspendieron la mayor parte de su actividad el 18 de marzo.

Es posible que miles de ciudadanos no puedan completar sus naturalizaciones a tiempo para votar en las elecciones de 2020. Se estima que 650 mil solicitudes de ciudadanía estaban pendientes en el primer trimestre del año fiscal 2020, que finalizó el 31 de diciembre.

Recientemente se comenzaron a celebrar ceremonias de naturalización en pequeños grupos, en comparación con los cientos que generalmente se reúnen para jurar, pero muchos de los que trabajan con inmigrantes dicen que se están procesando tan pocos que puede ser imposible recuperar el tiempo perdido este año.

Antes de la pandemia, unos 63 mil solicitantes juraban lealtad cada mes en los juzgados y centros de convenciones de pequeñas ciudades de todo el país. Los cierres de Covid-19 pospusieron los pasos finales del proceso (entrevistas y ceremonias), lo que podría retrasar la ciudadanía de varios cientos de miles de personas antes de finales de 2020.

Los retrasos causados por la pandemia siguen la tendencia de la administración Trump para endurecer el escrutinio de las aplicaciones de naturalización, haciendo que el proceso sea más engorroso, así como los problemas financieros que afectan a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos que se espera comience a despedir a los trabajadores en las próximas semanas.

Las aplicaciones de naturalización generalmente surgen durante los ciclos de elecciones presidenciales, pero las posibles implicaciones de despejar el camino para que miles de nuevos ciudadanos voten difieren de un estado a otro.

Las encuestas han indicado que la mayoría de los inmigrantes hispanoamericanos y asiáticos, que probablemente representan la mayoría de aquellos cuyas peticiones de ciudadanía están pendientes, tenderían a votar por los demócratas. En estados como California, que es completamente demócrata, es poco probable que la incorporación de decenas de miles de votantes recién acuñados tenga un efecto significativo.

Podría ser una historia diferente si los votantes potenciales fueran excluidos en los estados en disputa, como Florida, Georgia, Pensilvania y Texas. Casi 200 mil inmigrantes se convirtieron en ciudadanos en esos cuatro estados en el año fiscal 2018, según datos oficiales, que representan el 26 por ciento de los naturalizados ese año.