Estados Unidos

¿Santa? ¿Eres tú detrás de esa mascarilla?

Tradición navideña de ver a Santa en los centros comerciales podría no ser realidad este año

Associated Press / Los centros comerciales están haciendo todo lo posible para mantener al alegre anciano a salvo del coronavirus, incluida la prohibición de que los niños se sienten sobre sus rodillas, cambiando por completo la apariencia de una visita de Santa

The New York Times

sábado, 21 noviembre 2020 | 16:44

Nueva York— Debido a que llegará la Navidad en medio de una creciente pandemia, podría no ser el momento más maravilloso del año para una visita en persona con Santa Claus.

Tomando en cuenta que los centros comerciales, hospitales y otros lugares en donde Claus tradicionalmente reparte la alegría navideña están teniendo problemas para encontrar maneras creativas para preservar parte de la versión de esta querida --- y lucrativa --- tradición navideña.

Será todo excepto una experiencia típica con Santa.

Sentarse en su regazo ya no es una opción. La lista de deseos, que en algún tiempo se le decían al oído a Santa, ya se hacen en línea. En algunos lugares, unos corpulentos Santas van a darles la bienvenida a los niños desde dentro de estructuras que parecen unas gigantescas bolas de nieve.

Las filas que harán las familias se alargarán para mantener la distancia social.

Santa Claus no sólo es una cuestión de sueños infantiles. También es un gran negocio. Las visitas a Santa dirigen el tráfico hacia los centros comerciales y tiendas que ya estaban teniendo problemas para competir con las tiendas al detalle en línea antes del arribo de la pandemia que ha enfermado a más de 11 millones de estadounidenses.

Por lo menos 134 de más de 150 centros comerciales operados por Brookfield Properties van a recibir a Santa en esta temporada navideña, de la misma manera como lo hicieron el año pasado, según informó la empresa.

Sin embargo, el Polo Norte va a sufrir una remodelación. Habrá estaciones para desinfectarse las manos, los duendes tendrán un trabajo adicional como limpiadores. El mismo Santa estará disponible sólo a través de citas y guardando la distancia.

Aunque no sólo las tiendas al detalle y las familias van a hacer ajustes. Los Santas profesionales que pueden ganar hasta mil 800 dólares por un trabajo de ocho horas durante el pico de la temporada, de acuerdo a la agencia de reservaciones Real Santas, se están adaptando a las restricciones de salud para evitar el riesgo de infectarse.