Estados Unidos

Se prepara Biden para heredar políticas controvertidas de Trump

El demócrata heredará la agenda restrictiva de inmigración de la administración anterior

Agencias

domingo, 29 noviembre 2020 | 13:29

Cuando el presidente electo Joe Biden asuma el cargo, heredará la agenda restrictiva de inmigración de la administración de Donald Trump, que cortó el acceso al asilo y ha mantenido a los migrantes en el limbo en México mientras esperan protección humanitaria en Estados Unidos, publicó CNN.

Biden ha prometido un cambio rápido, pero no será sencillo.

"Se están dando cuenta de que tienen dos meses para resolver un lío realmente complicado", dijo a CNN una fuente familiarizada con la transición, refiriéndose al equipo de Biden. "La gente está realmente abrumada tratando de resolver los problemas, la gran cantidad de piezas que tienen que coordinar. Este es el genio de Stephen Miller".

Miller, el principal asesor de inmigración del presidente Donald Trump y el arquitecto de su agenda de inmigración de línea dura, ha guiado algunas de las políticas de inmigración más restrictivas, y continúa haciéndolo, con la intención de reducir la inmigración hacia Estados Unidos. Los cientos de acciones ejecutivas implementadas por la administración Trump han provocado la ira de los defensores de los inmigrantes y los legisladores, quienes argumentan que han traicionado la postura de bienvenida del país.

La composición del equipo de transición de Biden y Harris que revisa el Departamento de Seguridad Nacional, parece indicar que la administración entrante está al tanto de esas acciones, con Ur Jaddou, exabogado principal de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. Alejandro Mayorkas como secretario de Seguridad Nacional. Pero deshacer las políticas, como Biden ha dicho que haría, será un gran desafío, tanto logístico como político.

"Llegan a la oficina con un mandato y una intención, en muchos aspectos necesarios y apropiados, de revertir las políticas de inmigración de la era Trump", dijo a CNN un exfuncionario de Seguridad Nacional.

Incluso los cambios que, en última instancia, dependen del presidente, podrían enfrentar obstáculos, incluida la promesa de Biden de traer más refugiados a Estados Unidos. Biden ha dicho que quiere aumentar el límite a 125 mil, un aumento desde el mínimo histórico de 15 mil establecido por la administración Trump.

Pero un cambio en las llegadas reales requeriría cambios en las políticas y nuevas entrevistas a los refugiados, según una fuente familiarizada con el proceso. La desviación de los oficiales de refugiados para trabajar en casos de asilo en los últimos dos años también ha dejado la tubería en gran parte vacía de refugiados que están avanzados en el sistema, dijo la fuente. También hay desafíos que surgen con Covid-19, incluidos los equipos de entrevistas de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos que no pueden viajar.

Otras promesas de la administración Biden incluyen la derogación de las regulaciones que han dificultado enormemente la búsqueda de asilo en Estados Unidos, un proceso que podría llevar meses. Pero en el futuro cercano, el desafío más urgente para la administración de Biden podría ser cómo ejecutar esas promesas, al tiempo que reconoce el potencial de un aumento en los migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México.