Internacional

Borra Twitter cuenta del Talibán tras amenazas a Malala

Es el presunto autor del atentado hace nueve años en el que resultó malherida la premio Nobel de la paz

Associated Press

Associated Press

miércoles, 17 febrero 2021 | 11:46

Islamabad— Un talibán paquistaní, presunto autor del atentado hace nueve años en el que resultó malherida la premio Nobel de la paz Malala Yousafzai, amenazó con atacarla por segunda vez y tuiteó que la próxima vez “no habrá error”. Twitter le anuló su cuenta.

Desde su propia cuenta de Twitter, Yousafzai pidió a las fuerzas armadas paquistaníes y al primer ministro Imran Khan que expliquen cómo el presunto agresor, Ehsanullah Ehsan, pudo escapar de la cárcel.

Ehsan fue arrestado en 2017, pero en enero de 2020 escapó de una supuesta casa segura de la agencia de inteligencia paquistaní. Las circunstancias tanto del arresto como de la fuga están envueltas en el misterio y la controversia.

Desde su fuga, Ehsan se ha comunicado y brindado entrevistas a periodistas paquistaníes a través de la misma cuenta de Twitter que contenía la amenaza en lengua urdu. Ha tenido más de una cuenta en Twitter y todas han sido suspendidas.

El gobierno investiga la amenaza y pidió inmediatamente a Twitter que suspendiera la cuenta, dijo Raoof Hasan, asesor del primer ministro.

Ehsan, miembro veterano del llamado Tehrik-i-Taliban Pakistan —el Talibán paquistaní—, dijo a Yousafzai que regrese “a casa, porque tenemos una cuenta que ajustar contigo y tu padre”. Añadió: “esta vez no habrá error”.

Yousafzai, que ha creado un fondo para la educación de niñas en el mundo y que además financia una escuela para niñas en el valle de Swat, criticó al gobierno y las fuerzas armadas.

“Es el exvocero de Tehrik-i-Taliban Pakistan quien se hace responsable del ataque a mí y a mucha gente inocente. Ahora amenaza a la gente a través de las redes sociales”, tuiteó. “¿Cómo escapó?”.

The Associated Press envió preguntas a las fuerzas armadas, sin obtener respuesta por el momento.

Ehsan está acusado de un ataque en 2014 a la escuela pública del ejército paquistaní en el que murieron 134 personas, en su mayoría niños, algunos de los cuales tenían cinco años.

También se declaró responsable por dispararle a Yousafzai en el valle de Swat en 2012. En esa ocasión, subió al ómnibus escolar en que ella viajaba, la llamó por su nombre y cuando ella respondió, le disparó tres veces. Ella tenía 15 años y había enfurecido al Talibán con su campaña por la educación de las niñas.