Internacional

Falta de oxígeno médico agrava pandemia en paises más pobres

El coronavirus se está extendiendo rápidamente en el sur de Asia, América Latina y partes de África

The New York Times

The New York Times

miércoles, 24 junio 2020 | 08:17

Nueva York.- A medida que la pandemia de coronavirus golpea a los países más empobrecidos con sistemas de atención médica frágiles, las autoridades sanitarias mundiales están luchando por obtener un tratamiento simple que salva vidas: el oxígeno.

Muchos pacientes gravemente enfermos con Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus, requieren ayuda con la respiración en algún momento. Pero ahora la epidemia se está extendiendo rápidamente en el sur de Asia, América Latina y partes de África, regiones del mundo donde muchos hospitales están mal equipados y carecen de los ventiladores, tanques y otros equipos necesarios para salvar a los pacientes cuyos pulmones están fallando.

La Organización Mundial de la Salud espera recaudar 250 millones de dólares para aumentar el suministro de oxígeno a esas regiones. El Banco Mundial y la Unión Africana están contribuyendo al esfuerzo, y algunas organizaciones benéficas médicas están buscando donaciones para la causa.

Por un golpe de suerte, la OMS, UNICEF y la Fundación Bill y Melinda Gates, en 2017 comenzaron a buscar formas de aumentar el suministro de oxígeno en los países pobres y de ingresos medios, no en previsión de una pandemia, sino porque el oxígeno puede salvar la vida de lactantes prematuros y niños con neumonía.

Las organizaciones comenzaron a pedir equipos en enero, pero en cuestión de semanas los proveedores se vieron afectados por el repentino aumento de la demanda creada por la pandemia.

Aunque la maquinaria necesaria para generar oxígeno es relativamente simple, debe ser lo suficientemente resistente como para soportar el polvo, la humedad y otros peligros comunes en los hospitales rurales de los países pobres. Algunas compañías producen equipos relativamente resistentes, pero los precios están subiendo y las restricciones en los vuelos internacionales están complicando las entregas. Las máquinas no pueden llegar demasiado pronto, dijeron los médicos que trabajan en el campo.