Internacional

Nueva gripe porcina debe controlarse 'con urgencia', afirman científicos

La cepa más nueva, conocida como G4 EA H1N1 se está propagando silenciosamente entre los trabajadores de granjas de cerdos en China, revela estudio

The New York Times

The New York Times

martes, 30 junio 2020 | 08:22

Hong Kong.- Una nueva cepa del virus de la gripe porcina H1N1 se está propagando silenciosamente entre los trabajadores de granjas de cerdos en China y debe controlarse "con urgencia" para evitar otra pandemia, según un equipo de científicos en un nuevo estudio.

El H1N1 es altamente transmisible y se propagó por todo el mundo en 2009, matando a unas 285 mil personas y transformándose en gripe estacional.

La cepa más nueva, conocida como G4 EA H1N1, ha sido común en las granjas porcinas de China desde 2016 y se replica de manera eficiente en las vías respiratorias humanas, según un estudio publicado ayer lunes. Hasta ahora, ha infectado a algunas personas sin causar enfermedades, pero los expertos en salud temen que eso pueda cambiar sin previo aviso.

"Los virus G4 tienen todas las características esenciales de un posible virus pandémico", dijo el estudio, y agregó que controlar la propagación en los cerdos y monitorear de cerca a las poblaciones humanas "debe hacerse con urgencia".

El estudio, publicado en línea en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se basa en la vigilancia de cerdos en 10 provincias chinas de 2011 a 2018. En los últimos tres años del estudio, los investigadores recolectaron 338 muestras de sangre de trabajadores en 15 granjas porcinas y 230 de personas en hogares cercanos.

El estudio encontró que el 10.4 por ciento de los trabajadores y el 4.4 por ciento de personas que viven cerca de las granjas dieron positivo para G4 EA H1N1, y que los trabajadores entre las edades de 18 y 35 dieron positivo a una tasa más alta: 20.5 por ciento.

Predecir el riesgo no es una ciencia precisa, pero sería aconsejable prestar mucha atención al virus, dijo Ian H. Brown, jefe del departamento de virología de la Agencia Británica de Sanidad Animal y Vegetal.

"Puede ser que con un cambio adicional en el virus podría volverse más agresivo en las personas de manera muy similar al SARS-CoV-2", dijo el doctor Brown en un correo electrónico este martes, refiriéndose al nuevo coronavirus.

El estudio fue enviado a revisión a principios de diciembre, semanas antes de que el brote de coronavirus en la ciudad china de Wuhan comenzara a ser noticia mundial.