Internacional

Retrocedería pandemia a mujeres toda una generación

Pérdida de trabajos, violencia doméstica, entre otros, son preocupaciones que resultaron ser ciertas para los expertos

Associated Press

The New York Times

viernes, 02 abril 2021 | 10:48

Nueva York— Al inicio de la pandemia, los analistas temían que fuera un desastre para las mujeres. La tensión de los encierros por coronavirus cobraría un precio desproporcionado para los sexos, forzando a más mujeres a abandonar la fuerza laboral, profundizando su carga de trabajo no remunerado, dejándolas más vulnerables a la violencia doméstica.

Todas esas preocupaciones resultaron ser ciertas. Pero el daño social causado por lo que se ha denominado la "pandemia en la sombra" puede sentirse durante las próximas décadas. Esa es la sombría conclusión de un informe anual sobre la brecha de género global publicado esta semana por el Foro Económico Mundial, que mantiene un índice sobre la "paridad de género" en 156 países.

Sobre la base de sus evaluaciones graduadas en cada país en cuatro puntos de referencia amplios, que van desde la participación de la mujer en la política y la economía hasta el acceso a la salud y la educación, la organización había pronosticado anteriormente que la paridad de género estaba a un siglo de distancia. Pero el efecto de la pandemia ahora ha agregado aproximadamente 36 años a su cálculo, efectivamente el lapso de otra generación.

"La pandemia de Covid-19 ha levantado nuevas barreras para construir economías y sociedades inclusivas y prósperas", escribió Saadia Zahidi, directora gerente del Foro Económico Mundial, en el prefacio del informe. “Las brechas de género preexistentes han amplificado la crisis de forma asimétrica entre hombres y mujeres, incluso cuando las mujeres han estado al frente de la gestión de la crisis como trabajadoras esenciales”.

Zahidi agregó que espera "que este informe sirva como un llamado a la acción para que los líderes incorporen la paridad de género como un objetivo central de nuestras políticas y prácticas para gestionar la recuperación pospandémica, en beneficio de nuestras economías y nuestras sociedades". Algunas de las soluciones en los países desarrollados son familiares, incluida una importante inversión gubernamental y del sector privado en la atención, así como los esfuerzos para igualar el acceso a la licencia para la atención tanto para hombres como para mujeres en la fuerza laboral.

Los datos sugieren que algunos de los sectores más afectados por los cierres pandémicos fueron los campos donde es más probable que las mujeres estén empleadas, incluidos el turismo y el comercio minorista, así como los trabajos en los sectores informales de los países en desarrollo. "Combinado con las presiones adicionales de brindar atención en el hogar", escribió Zahidi, "la crisis ha detenido el progreso hacia la paridad de género en varias economías e industrias".

Las mujeres también siguen estando significativamente subrepresentadas en los sectores que comprenden las industrias líderes del futuro en el mundo desarrollado: según el Foro Económico Mundial, en datos e inteligencia artificial, las mujeres representan el 32 por ciento de la fuerza laboral; en ingeniería, el 20 por ciento; en computación en la nube, el 14 por ciento.

En otros lugares, el panorama es aún más preocupante. Según el informe, el sur de Asia está a unos dos siglos de alcanzar la paridad de género, y los países del este de Asia están a más de 165 años de distancia. Según encuestas separadas realizadas por el Banco Mundial, las mujeres en América Latina tenían un 44 por ciento más de probabilidades de perder sus trabajos al inicio de la crisis. Además, el 21 por ciento de las mujeres que estaban empleadas antes de la pandemia aparentemente están sin trabajo ahora. La persistente brecha de género en la fuerza laboral, concluyó el Banco Mundial, podría costarles a los países de América Latina y el Caribe alrededor del 14 por ciento del PIB per cápita colectivo de la región durante las próximas tres décadas.