Juárez

Aumentan quejas vs aerolíneas

Están obligadas a compensar por demoras o cancelaciones

Tomada de Internet

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 28 julio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Desde acceso a llamadas telefónicas hasta hospedaje y alimentos forman parte de las políticas de compensaciones e indemnizaciones de las aerolíneas en retrasos, demoras o cancelaciones, informó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Debido a que las aerolíneas han sido de las que más quejas han tenido durante la pandemia por Covid-19, Profeco informó a los pasajeros que dichas empresas deben respetar sus derechos, entre ellos un trato digno y un alto nivel de información proporcionada por la aerolínea.

De acuerdo con el artículo 64 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, “la información y publicidad proporcionada debe ser veraz, comprobable, clara y no inducir a error o confusión, sea a través de sitios web, puntos de atención, mostradores, centrales de reserva, módulos de atención al pasajero y en cada asiento de la aeronave o, en su defecto, en medios impresos con que cuenten a bordo”.

Deben ayudar a facilitar llamadas a clientes afectados

Si el pasajero decide no realizar el viaje, puede solicitar a la aerolínea la devolución del costo del boleto en el lapso de 24 horas siguientes a la hora de su compra. Transcurrido ese tiempo, la aerolínea puede determinar las condiciones de cancelación.

Si el retraso o la demora es atribuible a la aerolínea, se debe compensar al pasajero, como mínimo con descuentos para vuelos posteriores hacia el mismo destino y/o alimentos y bebidas, cuando el tiempo es superior a una hora e inferior a cuatro horas.

Cuando el retraso es mayor a dos horas pero inferior a cuatro, en caso de descuento éste no puede ser menor al 7.5 por ciento de lo que costó el boleto. Si la demora del vuelo es mayor a cuatro horas o es cancelado y la aerolínea es responsable, el pasajero tiene la opción de elegir entre tres opciones: la primera es el reintegro del costo del boleto o la parte no realizada del viaje, más una indemnización no inferior al 25 por ciento del precio del boleto o de la parte no realizada del viaje.

La segunda opción es el transporte sustituto en el primer vuelo disponible, alimentos y, en su caso, alojamiento y transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto. Y la tercera es el transporte en una fecha posterior al mismo destino y una indemnización no inferior al 25 por ciento del boleto o de la parte no realizada del viaje. 

[email protected]