Juárez

Carece el IMSS de 153 medicamentos

Desabasto impacta a derechohabientes con enfermedades crónicas

Archivo/El Diario de Juárez / Derechohabientes formadas en la fila de la Farmacia

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

sábado, 01 agosto 2020 | 12:25

Ciudad Juárez— A sus 81 años, Guillermo Hernández es uno de los derechohabientes del Seguro Social en Juárez, ciudad que integra a más del 60 por ciento de los 2 millones 466 mil 544 registrados por el IMSS en todo Chihuahua.

Sufre hipertensión y uno de los fármacos que más necesita es el amlodipino, que, dice, no le dan. Desconoce por qué hay faltantes, sólo tiene la certeza de que su salud se complicará.

“Tengo dos recetas que no se me surtieron completamente, que es la de mayo y la de junio, porque no había medicamento. Fui a la farmacia pero no tenían, nomás dicen que no hay… mandan a uno por un tubo”, se queja el hombre.

Guillermo, catalogado como población vulnerable en esta contingencia al tener una enfermedad crónica, teme empeorar su hipertensión por la falta de medicina, al grado de luego tener que requerir atención de segundo nivel, es decir, en algún hospital del Seguro Social, de los tres que hay en la ciudad: 6, 35 y 66.

“Yo ahorita estoy bien, pero a lo mejor al mediodía me va a dar un dolor, no sé, en la enfermedad no somos adivinos nadie, o en accidentes”, comenta el hombre con incertidumbre.

Pero de complicarse y aunque alcanzara a internarse en los hospitales, enfrentaría el desabasto, ya que los tres nosocomios carecen de 153 tipos de fármacos, se informó en la consulta 0064101549920.

La requisición, elaborada por El Diario a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, revela que pese a una crisis sin precedentes en salud por el coronavirus, existen múltiples fármacos “sin existencia”.

Estos faltantes van desde los más básicos como ácido acetilsalicílico (para tratamiento cardiovascular) hasta los más complejos como aquellos que permiten la intubación en pacientes Covid-19.

En lo que va de la pandemia, llegada a la entidad el 17 de marzo pasado al oficializarse el caso uno en Juárez, han ocurrido aquí 661 muertes por la enfermedad por SARSCOV-2; 72% de las 915 contabilizadas en el estado.

Del total de fallecidos por Covid-19 en Juárez, el 57% (383) ocurrieron en hospitales del IMSS, de acuerdo con datos de Salud estatal, lo cual para el médico general Arturo Trejo, con 40 años de experiencia, no es de extrañarse, ya que –según la requisición al instituto– se carece de anticoagulantes, antibióticos y otros.

Atropina (para reducir secreciones salivales y bronquiales), terbutalina (para tratar dificultad respiratoria), dicloxacilina (para tratar neumonía), enoxaparina (para prevenir coágulos), tiotropio (para prevenir la dificultad respiratoria), integran las inexistencias oficializadas, pese a servir para tratamientos intensivos.

“Todos estos medicamentos no se pueden suspender porque pueden tener consecuencias en la salud. Está bien delicado esto. Hay medicamentos en un hospital que uno como médico dice no deben faltar, como la atropina. Hay pacientes en terapia intensiva que la necesitan, con ésta se secan las secreciones y ya se puede intubar a una persona, se puede hacer un procedimiento, se pone atropina para que disminuya actividades el sistema digestivo, para que no haya vómito y no se ahogue el paciente”, señaló Trejo.

Para el Seguro Social, la falta de fármacos no ha sido uno de los factores principales que ha incidido en las defunciones, ya que –según han atribuido en comunicados– la alta tasa de defunciones de los enfermos de Covid-19 es porque solicitan atención hospitalaria de una forma tardía, portando síntomas avanzados.

Para Lorenzo Soberanes, vicepresidente de Salud de Canaco y presidente del Clúster de Turismo Médico, tal renuencia se debe al miedo social generado por la reputación que el propio IMSS obtuvo por administraciones deficientes, incapaces de ofrecer a su personal los materiales suficientes para trabajar.

“Estamos a la voluntad de Dios y a la buena suerte del paciente. Mientras en los privados se recuperan más, en el Seguro Social mueren más (…) El delegado va a encontrar una forma inteligente de salirse públicamente, porque así ha sucedido en varias ocasiones, que hacen simulaciones con equipos, y es que el Seguro Social siempre ha carecido de medicamentos y ahora sí que la gente muere por no recibir medicamentos”, indicó el médico.

Soberanes, al igual que Trejo, destacó que si bien el personal médico del Seguro Social tiene toda la voluntad de atender a los derechohabientes, es preciso que desde la administración se realicen gestiones urgentes para solventar los faltantes en Juárez a la brevedad, ya que es la urbe con más derechohabientes.

Dicha situación de desabasto ocurre aun y cuando el titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Estatal Chihuahua (delegado estatal), Arturo Daniel Bonilla y Calderón, recibe de forma mensual un salario neto de 91 mil 742 pesos, según la requisición 0064100614120.