Juárez

Celebra sus XV con los más necesitados

Suri festejó su cumpleaños en el Monumento a Benito Juárez donde repartió comida a los asistentes

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 10 octubre 2020 | 06:00

Convencida de que sería más feliz si celebraba con las personas que menos tienen, Suri Yamileth González celebró ayer sus 15 años en la Plaza Monumento a Benito Juárez, donde repartió comida y pastel a indigentes y familias de escasos recursos.

“Me gusta convivir mucho con las personas de la calle y que están necesitadas. Estoy muy feliz, alegre y le doy gracias a Dios por darme este privilegio, que no muchos lo tienen. Es muy bonito ayudar a las personas que están en condiciones de calle, te devuelve una paz muy bonita en tu corazón”, dijo la estudiante del CBTIS 270. 

Dos días antes, la adolescente de la iglesia cristiana Salmo 100 acudió al Centro de Ciudad Juárez a repartirles invitaciones para su quinceañera a indigentes y personas de escasos recursos, por lo que apoyada por su tío, Carlos Mayorga, y sus padres, ayer colocó sillas, mesas, globos, llevó pastel y comida hasta el Monumento. 

Rápidamente, a lo largo de una fila de mesas cubiertas con manteles rosas en las que se colocó la comida, los invitados especiales de Suri hicieron una fila para recibir sus alimentos y luego tomaron asiento para continuar con la fiesta. 

Después de orar junto a su familia e invitados, la habitante de la colonia Carlos Castillo Peraza, bailó el vals con personas que no tienen hogar, luego partió el pastel y le entregó una muñeca a Iskaila, de tres años de edad, una niña cuya madre vende cacahuates en el Centro de la ciudad, acompañada de sus tres hijos de 10, tres y dos años. 

Emocionada, después de haber comido pastel, Iskaila recibió la muñeca vestida de quinceañera y le agradeció con un abrazo a la festejada, cuyo vestido era color camello con decoraciones doradas. 

“Está bonita, está hermosa, está muy agradable… ojalá Dios la guarde muchos años, Dios la bendiga con su familia, esos son mis mejores deseos”, dijo la señora Marisela, de 42 años de edad, quien dijo habitar en la colonia Independencia II y que acostumbra visitar la plaza, donde fue invitada por Suri a celebrar su fiesta.

Al igual que el resto de los invitados, algunos discapacitados y otros con enfermedades mentales, Marisela disfrutó de los frijoles charros, discada y el pastel que les repartieron la cumpleañera, su familia y amigos.

Carlos Mayorga, coordinador del ministerio Ángeles Mensajeros, destacó que Suri es parte de los ángeles que se encargan de enviar mensajes de paz a la comunidad.

“Cumplió sus quince años y quiso hacer algo muy especial, invitar a todos los hombres y mujeres en situaciones de calle, en el primer cuadro de la ciudad, con la intención de compartir música, comida, bebida y el pastel de quinceañera”, comentó. 

“Ellos se sienten muy conmovidos de haber sido invitados a la fiesta, y muchos de ellos nos dan un abrazo, nos dan una sonrisa y nos dan una lágrima de agradecimiento al momento que se sienten atendidos”, aseguró.

El padre de Suri, agradeció al pastor por apoyar en “la locura” de su hija y haber montado el escenario donde él pudo cambiarle las zapatillas, abrazar, orar y bailar con ella.