Juárez
Misas reinician el domingo

Cuidarán en iglesias medidas sanitarias

Diócesis capacita a equipos parroquiales para que vigilen ingreso a los templos y la sana distancia en el interior

Omar Morales / El Diario de Juárez

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

miércoles, 24 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Diócesis Católica de Ciudad Juárez capacitó a las personas que ayudarán a la entrada de los templos a orientar a los feligreses sobre las disposiciones a seguir para ingresar, tarea en la que participaron los sacerdotes de 77 parroquias.

Se espera que el próximo domingo 28 de este mes reinicien las celebraciones eucarísticas después de tres meses suspendidas por la contingencia sanitaria a causa del Covid-19.

En este programa de capacitación participó incluso el obispo José Guadalupe Torres Campos, quien desde mediados del mes emitió una serie de recomendaciones al presbiterio, entre ellas establecer la entrada a los templos a partir del domingo próximo, cuando se reanuden las misas con un aforo sólo del 30 por ciento.

De acuerdo con lo informado por el obispo Torres Campos y que se ha difundido para los fieles católicos en la página electrónica de la Diócesis, así como en periódico Presencia, los templos están abiertos desde el lunes 22 para la oración personal de los feligreses, pero no hay ningún tipo de ceremonia durante esta semana.

El obispo recomendó que para la reapertura de los templos es indispensable que cada uno de los sacerdotes forme un equipo parroquial que ayude al cumplimiento de las normas sanitarias, previniendo con ello situaciones de contagio para la feligresía y prelados.

Además se elaboró un video en el que explica a los feligreses las reglas que deberán seguir al llegar a los templos y las restricciones que aplicarán para la entrada de distintas personas, entre ellas los enfermos, mujeres embarazadas y los mayores de 60 años de edad.

Tendrán templos 30% de aforo

En seguimiento a las instrucciones del obispo, desde la semana pasada y hasta este martes 23, se llevó a cabo un proceso de capacitación a las personas que estarán ayudando en el control de la gente a la entrada de cada templo; esto se hizo tomando en cuenta las parroquias que están en cada decanato, es decir, en cada sector de la Diócesis.

La capacitación de los equipos que ayudarán en la reapertura de los templos se llevó a cabo en los decanatos de Nuestra Señora de Guadalupe, en el de Cristo Rey, Cristo Sumo y Eterno Sacerdote, Dios Padre, en el Valle, en El Espíritu Santo, en el de Nuestra Señora del Carmen, en Del Pilar, la Sagrada Familia y el de Jesucristo Sol de Justicia.

Entre los lineamientos que seguirá la Iglesia católica para la celebración de la misa con la presencia de los fieles, se establece que primero será con un aforo del 30 por ciento, pero desde el domingo 19 de julio –y si el sistema de semaforización de riesgo por Covid lo permite–, crece al 50 por ciento del templo, permaneciendo así hasta nuevo aviso.

La capacitación incluyó entre otros aspectos tener en cuenta que no pueden entrar a los templos las personas que estuvieron en contacto con un enfermo diagnosticado de Covid-19 o que tenga alguno de los siguientes padecimientos: diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, gripe, o las personas mayores de 60 años de edad, o bien, si es mujer embarazada.

Asimismo, pedir a los fieles usar cubrebocas y antes de entrar tomarles la temperatura; si es mayor a 37.5 grados centígrados pedirle regresar a casa.

También proporcionar gel antibacterial para las manos, así como indicar el lugar que ocupará durante la celebración.

Los auxiliares en cada templo deben recordarle a la feligresía que en el momento de la paz y durante toda la celebración evitar el saludo con contacto físico y expresar el deseo de paz respetando la sana distancia, así como seguir las indicaciones al momento de la comunión y una salida ordenada del templo. (Luis Carlos Cano C. / El Diario)