Juárez

Denuncian a otra escuela por dar clases presenciales

Aseguran que alumnos del Colegio San Pablo Montessori asisten desde el 24 de agosto

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Javier Olmos
El Diario de Juárez

jueves, 08 octubre 2020 | 10:37

A pesar del alto riesgo que sigue representando la pandemia y sin intervención de las autoridades, el Colegio San Pablo Montessori en esta ciudad ha estado dando clases presenciales desde que inició el ciclo escolar el 24 de agosto pasado, denunciaron padres de familia.

Bajo el anonimato, aseguraron que para la institución privada –ubicada en la avenida Antonio J. Bermúdez y calle Calzada del Río- no hay restricción pese a que existe un decreto estatal que prohíbe ir a las aulas, además de que ya ha habido contagios entre alumnos y maestros.

“Desde un principio nos dijeron que iban a ser presenciales y no virtuales, y muchos de los papás no estuvimos de acuerdo”, señaló una madre de familia que, por la situación, expuso, tuvo que cambiar a su hijo, que estudiaba segundo grado, a otra escuela, también particular.

“Desde las 7 o 7:30 am ya están recibiendo niños y después cierran los portones”, dijo otro cliente de la escuela, que ofrece estudios desde preescolar hasta secundaria.

Ayer, Laura, como se identificó una represente de la escuela y que no quiso revelar su apellido ni su cargo, respondió a una solicitud de información respecto de la denuncia, que efectivamente están desarrollando actividades físicas en el plantel, pero argumentó que funcionan como estancia infantil.

"Nosotros estamos trabajando como una estancia infantil y estamos dando la atención a los hijos de padres que trabajan", afirmó.

Aseguró que la información de las quejas es falsa, toda vez que ni siquiera han registrado bajas en la matrícula.

Aunque señaló tener permisos de centro de atención infantil, rechazó profundizar en quiénes son los que están yendo a los salones directamente a estudiar, ya que abundó en que se trabaja a través de dos modalidades, como centro infantil y como escuela virtual. También dijo que no podía decir cuántos alumnos están yendo presencialmente ya que argumento que de trata de información confidencial.

Como el colegio Montessori, también fue señalada la semana pasada la Universidad Cultural, situada entre las calles Simona Barba y Valentín Fuentes por ofrecer sus programas educativos con clases presenciales.

Aquí El Diario constató que había actividades presenciales entre alumnos y maestros, y que incluso personal de seguridad no usaba cubrebocas.

Un vecino que también pidió la reserva de su identidad aseguró que “como vecino de una de la zonas aledañas a la referida institución, desde hace dos semanas hemos notado la afluencia a dicho plantel”.

“Los que desde años atrás padecemos con invasión de banquetas, taponamiento de pasos peatonales en las esquinas y en general el caos generado por la falta de estacionamiento de dicho plantel y la ausencia de autoridades que ejecuten la ley”, agregó.

En el caso del Colegio San Pablo Montessori, la subsecretaria de Educación en la zona norte, Judith Soto Moreno, dijo que no tenía denuncia ni evidencia de que estén llevando a cabo clases presenciales.

Sin embargo, argumentó que se trata de “una escuela con alumnado mínimo y espacio grande”. Aun así, se le cuestionó a la servidora pública si está permitido dar clases presenciales en un espacio con poco alumnado, y respondió que “no”, y que incluso la escuela podría enfrentar una sanción administrativa y hasta económica, de presentar un desacato continuo.

Respecto a la Universidad Cultural, Soto aseguró que tras enviar un oficio a la escuela luego de recibir dos quejas en la dependencia, ésta respondió con información “razonable”, de que estaban citando a sus alumnos para darles asesoría. “Incluso nos mandaron fotos”, dijo la subsecretaria, y quedamos satisfechos, agregó.

No obstante, reconoció que la subsecretaría no cuenta con un área de inspección, que hubiera permitido ir a corroborar al plantel que no había clases presenciales.

La realización de clases presenciales se da en estos institutos a pesar de que quedaron prohibidas a nivel estatal desde la segunda quincena de marzo, con la publicación del decreto DCEC/12/2020 por parte del Congreso del Estado, como una medida para reducir, minimizar, aminorar y retardar la posibilidad de que las personas se contagien de Covid-19 en la etapa de transmisión comunitaria.

Es decir, están suspendidas las clases presenciales hasta que el semáforo epidemiológico, actualmente en amarillo, avance a color verde.

Ayer también se buscó una postura del colegio San Pablo Montessori, vía telefónica, pero al cierre de esta edición no hubo atención disponible.

[email protected]