Juárez

Entre llanto y gritos, burla escena del crimen

Mujer atraviesa cordón que delimitaba el lugar donde se asesinó a un hombre que iba en bicicleta

Staff
El Diario de Juárez

miércoles, 14 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Los disparos retumbaron en la calle Malvavisco. Sobre el pavimento quedó una bicicleta y metros más adelante yacía el cuerpo herido de un hombre sin vida.

Los policías preventivos acudieron a la colonia Eréndira y, como lo marcan los protocolos de primeros respondientes, acordonaron el área con sus cintas plásticas en color amarillo.

La escena de crimen ya estaba a cargo de los peritos especializados de la Fiscalía General del Estado (FGE), que fueron sorprendidos por una veloz mujer que burló toda vigilancia para intentar abrazar por última vez a su ser querido.

Llorando y gritando la mujer corrió hacia el cadáver de la tercera persona asesinada la tarde de ayer martes; la ciudad ha acumulado 46 víctimas del delito de homicidio doloso en lo que va del mes, según los datos oficiales.

Sin pensarlo, la joven atravesó los cordones amarillos que delimitaban el cruce de las calles Malvavisco y Miravalle y sorprendió al total de policías, que reaccionaron tarde para evitar que llegara al cuerpo inerte.

Un oficial cargó a la mujer que gritaba desesperada por el asesinato de su familiar.

Sus gritos se escucharon mientras una mujer policía advertía a otra persona “la vamos a detener, la vamos a detener”, para evitar que también invadiera la escena del crimen.

En los últimos meses los fronterizos han observado de manera más recurrente este tipo de incidentes e incluso crímenes en los que se emplea una violencia exacerbada contra las víctimas, como fue la persona mutilada y cuyos restos fueron esparcidos en una vialidad altamente transitada.

De ello da cuenta el fiscal César Augusto Peniche Espejel. “Este proceder es recurrente en los casos que involucran a la gente del Valle de Juárez (aunque no es exclusivo). Son prácticas que aparecen de manera cíclica con el objeto de amedrentar a sus rivales. Dentro de la desviación social que implica el homicidio, son prácticas exacerbadas de desprecio por la vida humana, recurrentes en los grupos criminales más degradados, y en ocasiones son venganzas de carácter personal entre miembros del crimen organizado”, explicó.

Los datos oficiales indican que sólo en este año han sido cometidos mil 348 asesinatos en esta ciudad, con un porcentaje superior al 90 por ciento de casos sin resolver.

Al cierre de esta edición ninguna de las corporaciones policiacas que estaban en la escena del crimen había reportado la detención de los responsables de este asesinato.

[email protected]