Juárez
Suben las expectativas

Esperan aumentar ventas en un 30%

Será hasta finales del 2020 cuando el sector pueda alcanzar el 60%, informa la Canirac

Eduardo Lara / El Diario

martes, 23 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Tras la reactivación de miles de comercios en la ciudad con el cambio de color en el semáforo epidemiológico de rojo a naranja, restaurantes esperan que las ventas en sus establecimientos puedan comenzar a subir y pasar de un 15% a 30% en las próximas semanas.

De acuerdo con información de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), durante las 14 semanas que permanecieron los establecimientos de este giro cerrados temporalmente y con servicio a domicilio y comida para llevar, reportaron ventas de entre un 15% y 20%.

Martín García, presidente local de Canirac, señaló que el gremio espera que las ventas en sus establecimientos mejoren de manera gradual durante los próximos días, con la intención de iniciar el mes de julio con ingresos de hasta el 30% tras la reactivación de los casi mil restaurantes que integran la cámara.

“Estamos en naranja, pero sigue la contingencia y tenemos que aplicar todos los lineamientos para prevenir contagios. La recuperación será gradual, pero sentimos que durante este cierre de junio podamos brincar a un 25% de ventas y comenzar a ver una mejoría en julio hasta llegar a un 30%”, dijo.

“Recordemos que vamos a operar a un 50% de aforo, por lo que es imposible pensar que alcanzaremos niveles de venta muy elevados, pero ya es una realidad que nos ayuda para comenzar a recuperarnos y cumplir con nuestros compromisos”, agregó.

García señaló que será hasta finales del 2020 cuando el sector pueda alcanzar ventas de entre un 50% y 60%, una vez y su aforo se incremente a 75% o más, lo que implicaría que una recuperación en ventas en proporción a las que se tenían antes de la pandemia por Covid-19 se daría hasta 2021.

Ayer el sector restaurantero inició con su proceso de reapertura, aplicando medidas como el registro de temperatura de los clientes, mesas con hasta 1.5 metros de separación, colocación de tapetes desinfectantes, menús desechables o electrónicos, así como el uso de cubrebocas, guantes y caretas en todo momento por parte del personal, entre otras, para evitar los contagios por coronavirus.

De acuerdo con estimaciones de Canirac, al menos 60 restaurantes cerraron sus puertas de manera definitiva en Ciudad Juárez tras 14 semanas de suspensión parcial de actividades, lo que provocó la pérdida de 3 mil 500 empleos directos en el gremio.

[email protected]