Juárez

Inicia construcción de muro en Sunland Park

Los trabajos serán de 20.92 kilómetros y la instalación del panel se completará durante ‘primavera/verano’ de este año

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

viernes, 08 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— A unos días de concluir la administración del presidente Donald Trump, el Gobierno de Estados Unidos comenzó esta semana con los trabajos de construcción de un nuevo bloque del muro fronterizo entre Sunland Park y Ciudad Juárez.

De acuerdo con lo informado ayer por la Oficina de Aduanas de Protección Fronteriza (CBP) sector El Paso a El Diario, el proyecto de construcción comenzó el año pasado y la instalación del panel se completará durante “primavera/verano” de este año. 

El proyecto incluye la colocación de aproximadamente 20.92 kilómetros (13 millas) de un nuevo sistema de muro fronterizo primario, “en lugar de diseños en ruinas”. Y está financiado por el Departamento de Defensa utilizando 284 Fondos Antinarcóticos.

Hasta finales de 2020, el Gobierno de Donald Trump había levantado 450 millas, equivalentes a más de 724 kilómetros, de muro en la frontera con México, 130 de las cuales han sido construidas en el sector El Paso, lo equivalente a una extensión de 209.21 kilómetros, con una altura de 32 pies de alto, es decir,  9.75 metros de altura, informó el martes 5 de enero el comisionado nacional de CBP, Mark Morgan.

En el área, donde según los trabajadores estadounidenses comenzaron a laborar la mañana del miércoles 6 de enero, será sustituida la malla metálica, en la cual se observan en la pared interior varios “parches” colocados por las autoridades estadounidenses con el mismo material, en los lugares donde presuntamente los traficantes de personas, conocidos como “polleros”, cortan la malla para introducir a las personas al vecino país. 

En dicha zona, ubicada en el desierto de Juárez, autoridades han reportado además el hallazgo de escaleras hechizas, las cuales son utilizadas por los “polleros” para cruzar personas del otro lado de la frontera.

Durante los primeros trabajos en la línea divisoria, además de los trabajadores de una empresa privada, ayer se observaron elementos de la Patrulla Fronteriza vigilando el lugar, así como dos elementos de seguridad privada, uno de ellos con un arma larga.

Se trata del séptimo bloque levantado en el sector El Paso en los últimos años; uno de los cuales fue ordenado por el Gobierno de Barack Obama, cinco por el Gobierno de Trump y uno más por un grupo de republicanos en un área privada.

El primer bloque, de dos kilómetros, fue construido en la zona de Anapra, en los años 2016 y 2017, entre Sunland Park, Nuevo México y Ciudad Juárez. El segundo comenzó a levantarse en 2017 a lo largo de 32 kilómetros en el ejido Jerónimo, en la frontera con Santa Teresa, y fue concluido en febrero de 2018, con un costo de 73 millones de dólares.

La tercera parte comenzó a construirse el 22 de septiembre de 2018 entre El Paso y Ciudad Juárez, a lo largo de 6.4 kilómetros, desde la calle Plata hasta la Plaza de la Mexicanidad, con una inversión de 22 millones de dólares. El cual el año pasado fue reforzado con tres rollos de alambre de púas en la parte superior.

El cuarto bloque fue ordenado por Trump y se construye a lo largo de 74 kilómetros del desierto, entre el condado de Doña Ana, en la frontera con el ejido Jerónimo, y el condado de Luna, frente al municipio de Ascensión, con una inversión de 789 millones de dólares, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

La quinta fracción fue construida en mayo de 2019 por la agrupación de veteranos de guerra United Constitutional Patriots, quienes a través de donaciones de simpatizantes del presidente Trump recabaron el dinero para levantar 800 metros de barrotes de acero, en el punto donde convergen los estados de Texas, Nuevo México y Chihuahua, a un costado del museo Casa de Adobe.

El 17 de agosto, comenzó a levantarse el sexto bloque de muro de acero colocado en la frontera con Ciudad Juárez, en la zona de Ysleta, en El Paso.

… y agentes mexicanos interceptan a 299 migrantes

Un total de 299 migrantes han sido interceptados en Ciudad Juárez durante la primera semana de 2021 por la Policía municipal y militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para evitar que crucen la frontera hacia Estados Unidos. 

Las últimas 11 personas migrantes fueron retenidas en el país “en estrecha coordinación binacional” por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), cuando intentaban cruzar en tres grupos el muro fronterizo en la zona de Anapra hacia Sunland Park, Nuevo México, informó la autoridad el 6 de enero.

Se dijo que los “rescates”, como las autoridades le llaman a la intercepción de los migrantes, se llevaron a cabo por elementos adscritos al Operativo Enlace que realizaban recorridos en las inmediaciones de la franja fronteriza, con el fin de evitar el tráfico de personas, drogas y armas de fuego, de la línea divisoria del puente internacional Jerónimo-Santa Teresa hasta el puente internacional Zaragoza-Ysleta.

El primer grupo interceptado fue de cuatro mexicanos, quienes se encontraban a la altura del marcador fronterizo número 356, en la zona de Anapra. 

El segundo grupo fue sorprendido en el marcador número 355, en donde los agentes preventivos realizaron el aseguramiento de dos escaleras hechizas elaboradas con “castillos armex”, las cuales iban a ser utilizadas para brincar el cerco fronterizo.

Y en el marcador 354 fueron aseguradas siete personas más, cuatro connacionales, dos del Salvador y una de Honduras, quienes fueron “puestos bajo resguardo y presentación de un Juez Cívico”, además de asegurar y destruir un “castillo armex” metálico encontrado en el lugar.

El mismo miércoles 6 de enero, Sedena informó, a través de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, que proporciona seguridad en los puentes internacionales donde tiene instalados puestos de atención a migrantes, y que en sus recorridos por el muro fronterizo localizó dos orificios y destruyó tres escaleras hechizas. 

Destacó además que presentó ante el Instituto Nacional de Migración (INM) a 91 personas que intentaban cruzar de manera ilegal a Estados Unidos.

Dos días antes, el lunes 4 de enero, la misma Sedena informó que en sus recorridos por el muro fronterizo localizó y destruyó una escalera hechiza y a 197 personas migrantes que intentaban cruzar la frontera, por lo que las presentó ante el INM. (Hérika Martínez)

“Está incrementado la gente que nos llega y que sólo quiere pasar aquí una o dos noches; de México, Honduras, Guatemala, El Salvador”, comentó el director de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez. 

De acuerdo con el sacerdote Francisco Javier Calvillo, son tanto migrantes que vienen del sur del país, como que han sido expulsados, retornados o deportados de Estados Unidos y que buscan estar poco tiempo en un albergue, ya que su intención es regresar a su lugar de origen o volver a intentar cruzar.

Las personas expulsadas de manera exprés de Estados Unidos, bajo el Título 42 de la Ley de Salud, son sacadas del país sin posibilidad de solicitar asilo político; los extranjeros retornados son enviados a México con una cita ante la Corte de Inmigración para comenzar su proceso de asilo político o los deportados son mexicanos que son devueltos a México por no tener autorización legal para vivir en el vecino país. 

[email protected]