Juárez

Madre asesinada temía por su vida

En febrero su hija adoptiva la quiso envenenar con garrapaticida; yerno de la víctima quedó en libertad

Staff
El Diario de Juárez

domingo, 28 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Sólo la hija adoptiva de la mujer de origen asiático asesinada en Ciudad Juárez el pasado 8 de junio fue vinculada a proceso penal acusada del delito de feminicidio. La otra persona arrestada, el yerno de la víctima, quedó en libertad al parecer porque el Ministerio Público (MP) cometió un error al hacer la clasificación jurídica.

La persona vinculada a proceso penal es Leticia Ch. S., y se ordenó la inmediata libertad de Raúl V. V.

Al respecto el fiscal general del Estado, César Peniche Espejel, dijo que el MP no concuerda con la opinión del Tribunal y señaló que revisarán la resolución para tomar nuevas decisiones; datos extraoficiales indican que ayer mismo se solicitó una orden de aprehensión en contra de Raúl V. V.     

De acuerdo con la formulación de cargos realizada por el MP adscrito a la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) el pasado 7 de junio Leticia y Ricardo le propinaron varios golpes a la víctima en el interior de una casa ubicada en la calle Perú de la colonia Partido Romero y después arrojaron el cadáver en las calles Honduras y Tlaxcala, a unas cuadras del lugar de los hechos. 

Un nieto de la víctima e hijo de Leticia fue quien presentó el reporte de ausencia, de acuerdo con los datos desahogados en la diligencia judicial.

Entre los datos aportados por la representación social, se informó al Tribunal que entre la víctima y Leticia existían conflictos por cuestiones económicas debido a que ésta última llevó a la casa de María Luisa a un hijo de 28 años con discapacidad y la víctima se molestó al considerar que estaban aumentando los gastos de los servicios y de forma constante le hacía reclamos a Leticia, quien era su hija adoptiva. 

Ante el MP Leticia declaró que el 7 de junio como a las 11:00 de la mañana terminaron de almorzar y la víctima se fue a su recámara, pero durante unos 20 minutos le estuvo reclamando la presencia de su hijo y los gastos en la facturación de servicios, por lo que ella se cegó y en ese momento fue a donde estaba un baño maría, pues en el lugar había funcionado un restaurante de comida china; de ahí agarró un martillo, regresó a la recámara de su madre y le dio un primer golpe en la cara y otros en la parte posterior de la cabeza y después varios martillazos más, sin recordar cuántos. 

Además, precisó que en el momento del asesinato en la casa se encontraba uno de sus hijos, pero él no se dio cuenta de lo ocurrido. 

Por su parte, Raúl declaró ante el MP que Leticia le había llamado unas dos semanas antes para platicar de su relación y también había expresado “ya la maté, la cagué”. Posteriormente, ella fue por Raúl a bordo de un vehículo Ford Countour de color blanco y presuntamente él ayuda a tirar el cuerpo, aunque antes anduvieron dando vueltas.

Otro de los datos de prueba presentados por el MP es un video que captó un negocio aledaño al lugar donde fue depositado el cuerpo. En las imágenes captadas se ve que pasa un auto blanco y antes de que el vehículo salga del espacio que alcanzaba la cámara se ve que se apagan las luces del carro, incluidas las del freno; el mueble permanece en el lugar un minuto y luego las luces se encienden y el vehículo se aleja hacia la misma dirección. 

Esa misma cámara graba que a la mañana siguiente en el punto donde se había detenido el carro blanco, llegan varias unidades de Policía y después peritos.

Un dato de prueba más es la declaración de un nieto de la víctima, quien señaló que su madre Leticia había intentado matar a María Luisa en febrero de este año al darle un garrapaticida en un termo con agua e incluso refirió que María Luisa Su de Chin le había entregado los documentos de dos propiedades que tenía, una en Juárez y otra en El Paso, porque tenía miedo de ser asesinada.

Ayer al emitir la resolución la jueza de Control Aída Vázquez Arreola dijo que no se acreditaba una coautoría, es decir, una participación activa de las dos personas detenidas en el homicidio de María Luisa Su de Chin, sólo la presunta responsabilidad de Leticia, puesto que el homicidio se cometió como a las 11:00 de la mañana y hasta la noche de ese día Leticia le habló a su expareja, quien después la auxilió en deshacerse del cadáver. 

“El homicidio se da cuando se pierden los signos vitales de acuerdo con la Ley General de Salud, ella murió entre 10:00 y 11:00 de la mañana; ahí se agotó el delito y lo cometió una sola persona. Los coautores tienen una participación eficiente para la realización del delito, un codominio del hecho”, dijo la jueza, quien también rechazó la argumentación del abogado defensor de Raúl, quien expreso que podría tratarse del ilícito de encubrimiento por favorecimiento. 

La juzgadora consideró que el delito que se podría configurar en la presunta conducta cometida por Raúl fue contra las normas de inhumación y exhumación de cadáveres contemplado en el Artículo 202 del Código Penal de Chihuahua.

Finalmente, la jueza acreditó que se trata de un feminicidio por el lazo de parentesco existente entre la víctima y la persona detenida, ella era su madre adoptiva; debido a que el cadáver fue arrojado en la vía pública, expuesto a ser observado; porque antes de la muerte, la víctima sufrió violencia, y debido a que se trata de persona en estado de indefensión, una adulta mayor que estaba bajo el cuidado de la presunta responsable. 

redacció[email protected]

Al respecto el fiscal Peniche dijo que “algunos jueces siguen viendo la etapa de vinculación como si fuera un prejuicio o juicio pequeños, quieren valorar y desahogar prueba como si fuera audiencia de juicio oral, cuando sólo debe verificar si hay datos. A nuestro parecer hay datos que indiciariamente hacen suponer un modo de autoría coincidente con la pretensión del MP. El juez considera que no y lo tenemos que asumir, es una resolución que se puede dar y se da en cualquier dinámica procesal”.

El Tribunal aprobó cuatro meses para la investigación complementaria y dejó vigente la cautelar de prisión para Leticia.