Juárez

Pide a FGE indagar muerte de su nieta

Autoridades aseguran que se trató de un suicidio; su abuela dice que fue un asesinato

Fotos: Cortesía / Algunas de las cartulinas con las que llegó a la Fiscalía
/ Nerely era madre de niñas
/ El árbol en el que encontraron suspendido su cuerpo

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 01 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Nerely era una mujer feliz, tenía 22 años de edad y dos niñas de 4 y 5 años, pero la noche del 13 de enero fue sacada de su casa en la ciudad de Camargo y horas después apareció colgada de un árbol junto a su vivienda, narró ayer su abuela al pedir a la Fiscalía General del Estado (FGE) que investigue su muerte y desmienta que se trató de un suicidio. 

Ayer, la FGE confirmó a El Diario que se trató de suicidio, sin embargo, la familia asegura que existen inconsistencias en el hallazgo, como el que su sudadera tenía sangre a la altura de los antebrazos y que la niña mayor asegura que hombres fueron a sacar a su mamá de su casa. 

“Yo no me suicidé, tú me mataste”, “Justicia para Nerely”, “Queremos justicia para Nerely”, se leía en las cartulinas con las que ayer llegaron los familiares de la joven hasta el sitio en donde fue encontrado su cuerpo.

“Nerely era feliz,  y la niña (su hija) dijo que entraron por ella y se llevaron a su mamá. Yo quiero que se investigue el caso, yo sé que no van encontrar culpables, pero quiero que digan que fue un feminicidio, que no fue un suicidio, que a las niñas después no les digan que su mamá fue una cobarde, que su mamá se mató”, pidió su abuela, Rosa Barajas.

Aseguró que con la única persona que tenía problemas su nieta era con su expareja, ya que él tenía a su hija menor y un juez determinó que debía estar con Nerely. 

“Siempre se peleaban robándose a las niñas. Hacía como tres meses le había robado a la niña más chiquita y ella le había ganado el caso ante los juzgados, pero no se la había regresado. Cuando ella se sentía perseguida ella se iba a Chihuahua, y el 13 de enero acababa de regresar. Estaba en la casa de su mamá”, aseguró su abuela.

Después de volver de una de esas “huidas” a Chihuahua, la noche del 13 de enero le hablaron para decirle que su nieta había sido “levantada”, por lo que ella y sus hijos comenzaron a buscar a su nieta alrededor de su vivienda, en donde aseguran no haberla visto colgada al árbol en donde más tarde fue encontrada. 

“La buscamos y luego nos vinimos a la casa y vi en Facebook que decía que encuentran a una persona colgada y se me vino a la mente mi hija…  la había encontrado mi hijo, estaba en un árbol en un lado de la casa, en un parquecito, mi hijo fue el que la encontró, dice que él vio como que alguien se escondió ahí, pero él ya había pasado en el carro por ahí y después pasó y la vio”, dijo ayer. 

Al llegar el lugar su abuela les pidió a los agentes ministeriales que investigaran bien, recordó. 

“Mi hija estaba casi tocando el piso, no había algo en donde mi hija se hubiera subido para colgarse. No tenía golpes, pero tenía sangre en la sudadera, como en la parte atrás, en los antebrazos”, aseguró. 

Nerely cumpliría 23 años el próximo 18 de abril, y lo que más quería era estar con sus hijas, aseguró su abuela, quien ayer acudió a colocar veladoras al sitio en donde fue encontrada colgada.