Juárez

Pide a senadores meditar voto sobre ley de aborto

Su apoyo a la familia y a la vida serán luz para México, dice en carta el padre Eduardo Hayen

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 16 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El sacerdote juarense Eduardo Hayen Cuarón pidió a los senadores por Chihuahua que consideren y mediten bien el voto que emitirán para aprobar o desaprobar la ley del aborto en México.

“Estoy seguro de que la mayoría de los mexicanos no queremos que impere la violencia ni la muerte en nuestro país, y el aborto es violencia y muerte del ser humano no nacido, el más indefenso de nuestra raza humana”, expresa el párroco de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, en una carta enviada a los senadores Cruz Pérez Cuéllar y Bertha Caraveo Camarena, de extracción morenista, y al panista Gustavo Madero Muñoz.

La misiva enviada a los legisladores la dio a conocer también en el periódico Presencia, que edita la Diócesis de Ciudad Juárez, y hasta ahora sólo Cruz Pérez Cuéllar le ha respondido, afirmando que él está en contra del aborto y va a votar a favor de la vida.

El padre Hayen Cuarón dijo que, en su respuesta, Pérez Cuéllar le comenta que él es próvida, y que votará en contra de la reforma, en la cual se contempla permitir el aborto en menores de edad sin el consentimiento de sus padres.

En el escrito dirigido a los tres senadores, el sacerdote señala que con esta iniciativa no solamente está en juego la profunda violación del derecho fundamental a la vida de los inocentes, sino que también existen otros argumentos de gran peso para no aprobar la propuesta.

“Se trata de una iniciativa que presenta riesgos para los menores de edad. Busca imponer el establecimiento de acciones radicales tendientes a generalizar el aborto en menores de edad, incluso niñas de menos de 13 años, con o sin consentimiento de los padres o tutores. Esta medida no representa de ninguna manera el ejercicio del derecho a la salud de la infancia”, expresa en el escrito.

Enseguida señala que al promover que niñas y adolescentes menores de edad soliciten solas un aborto, se deja abierta la puerta a la impunidad para el violador, no se garantiza la reparación integral de los derechos de las niñas y adolescentes afectadas, y se limita las facultades de investigación y persecución del delito, fomentando la falta de castigo para los abusadores y la recurrencia de estos casos.

“Más aun”, dice el presbítero, “puede convertirse en un mecanismo que facilite la trata de personas menores de edad con fines de explotación sexual, toda vez que una menor de edad puede verse obligada a abortar todas las veces que su explotador o tratante se lo solicite”.

Asimismo, indica que la iniciativa propone establecer servicios de anticoncepción y abortivos en clínicas escolares, lo que podría representar un mecanismo detonador de la práctica sexual en menores de edad, con los riesgos a su salud y desarrollo que esto implica.

“La iniciativa propone despojar de facto de la patria potestad a los padres o tutores que rechacen que se practiquen abortos a sus hijas menores de edad, lo que no es congruente con la Convención sobre los Derechos del Niño, de la cual México forma parte”, dice el sacerdote Eduardo Hayen.

“Se trata de una iniciativa riesgosa”, advierte el párroco de la Catedral, “puesto que el aborto sería considerado negativamente como un supuesto ‘derecho a la salud de niñas, niños y adolescentes’ e, incluso, contraria al principio del interés superior del menor recogido en tratados internacionales, en la Constitución y en la propia ley que se pretende reformar”.

Pero también la iniciativa está fuera de contexto, señala el sacerdote: parte de una valoración sesgada y claramente ideológica de los derechos de niñas, niños y adolescentes. De su lectura no se advierten fundamentos en datos y evidencia de política pública sobre las prioridades en materia de salud que requieren los más de 40 millones de menores de edad que existen en México.

“En el momento que atraviesa nuestro país, no se requiere otra iniciativa más que divida, que polarice y que fracture la institución más importante para los mexicanos, que es la familia”, dice el padre Hayen Cuarón en el escrito dirigido a los senadores chihuahuenses.

“Por estos motivos, estimado senador, le pido encarecidamente que en conciencia y delante de Dios medite los argumentos, pues su voto en contra de la iniciativa podrá detener el ambiente de muerte que hoy envuelve como una sombra a nuestro país. Por el contrario, su apoyo a la familia y a la vida serán luz y esperanza para el pueblo de México, un pueblo que ama la vida y los valores perennes”, agrega en la carta a Cruz Pérez, Bertha Caraveo y Gustavo Madero.

La iniciativa sería votada el pasado 7 de octubre por el Pleno del Senado de la República, pero fue rechazada en comisiones días antes.