Juárez

Pide exministerial juicio en libertad

Raúl T.B. envió material confidencial a un grupo de asesinos para matar a dos de sus compañeros en el 2017

Staff
El Diario de Juárez

jueves, 25 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Abogados de un exagente de la Policía Ministerial que fue detenido en agosto pasado por filtrar información interna de la Fiscalía a la pandilla “Los Aztecas” solicitaron la revisión de la medida cautelar de prisión preventiva.

A Raúl T.B. se le acusa de que en calidad de efectivo de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) Zona Norte envió material confidencial a un grupo de asesinos para ultimar a sus compañeros, los agentes de la Fiscalía de Mujeres Pedro Valadez Rodríguez y Héctor Manuel Montañez Río, asesinados el 27 de octubre de 2017 en la colonia Pradera de los Oasis.

La solicitud había sido planteada antes de que el Tribunal de Justicia aplazara varias audiencias por razón de la pandemia, sin embargo, se reprogramó para el pasado martes, diligencia que fue diferida para el próximo 21 de julio, porque los abogados no fueron notificados con tiempo, según información del Tribunal de Justicia del Estado.

Los representantes legales de Raúl T.B. pretenden le sea impuesta por los jueces alguna otra medida que no sea la cárcel, mientras se le sigue el proceso judicial y se dicta sentencia, según se informó.

La Fiscalía Zona Norte informó que hay oposición para que el acusado, quien afronta el delito contra la seguridad de la comunidad, lleve en libertad el proceso, debido a que su actuar representó una traición para la institución y se corre el riesgo de que se evada.

El exoficial no únicamente les entregó información vía WhatsApp a los líderes de “Los Aztecas” para ultimar a los agentes de la FEM, sino que también proporcionó datos personales de los lugares que frecuentaba en 2017 el primer comandante de la AEI, Arturo Zuany Portillo, y otros mandos para que fueran acechados.

Según el manejo de información de audiencias judiciales, la filtración se descubrió tras los aseguramientos de teléfonos celulares de distintos pandilleros detenidos y asesinados.

La investigación llevó casi un año para encontrar testigos y evidencia científica que lograra la identidad del espía. El exagente Raúl T.B. fue detenido por sus mandos.