Juárez
Plaza de las Américas

Por llegar ante juez, caso de discriminación

Solo falta que se acredite la probable comisión del delito que sufrió una enfermera del IMSS

Archivo/ El Diario de Juárez

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

sábado, 12 septiembre 2020 | 10:43

El acto de discriminación que sufrió una enfermera del IMSS, presuntamente agredida por el administrador de Plaza de las Américas, Rolando Talavera, llegará ante un juez de Control al acreditarse la probable comisión del delito, informó el fiscal general del Estado, César Augusto Peniche Espejel.

“Se estará en espera de la cita para la celebración de la audiencia de imputación”, explicó el funcionario, quien no descartó que el juzgador opte por conminar a las partes a contemplar una salida alterna, como lo establece la ley.

El archivo periodístico establece que han transcurrido 72 días desde que “Martha” fue víctima de un probable acto de discriminación por parte de Talavera, cuando acudió uniformada a comprar sus alimentos a un restaurante dentro del centro comercial. 

El pasado 3 de julio, Chihuahua registraba 4 mil 709 casos confirmados de Covid-19 y 669 decesos. Para entonces el Gobierno federal había emitido varias disposiciones a fin de evitar que el personal de Salud fuera estigmatizado y discriminado por el ejercicio de su profesión.

Médicos, enfermeras y otros profesionistas habían sufrido rechazo social, las personas los evitaban y en algunos casos extremos les negaban servicios como vivienda, transporte público y hasta los alimentos.

También hubo actos de violencia física directa o indirecta y amenazas de violencia.

En Juárez, la enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunció haber sido insultada y expulsada de la plaza a la que acudió a comprar su almuerzo que pidió para llevar, ya que comería en su espacio para no perder mucho tiempo.

La víctima ha insistido en que llevar la demanda hasta las últimas consecuencias es por un acto de justicia, no sólo por ella, sino por el gremio.

En México está prohibida toda discriminación que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas, cita el artículo primero de la Constitución Política Mexicana.

Se constituye en delito, en el estado de Chihuahua, impedir el acceso a cualquier servicio público o institución privada que preste servicios al público, limitar el acceso y libre desplazamiento en los espacios públicos,  así como incurrir en actos de discriminación contra el personal de Salud.

Según el manual elaborado por el Gobierno federal “Información para disminuir el estigma y discriminación durante la pandemia de Covid-19 al personal médico y paramédico”  este tipo de discriminación puede resultar en problemas de salud mental y afectar el funcionamiento laboral de las víctimas.

“Lo cual comprometería más la situación del sistema de Salud actual, de por sí ya saturado”, precisa el documento oficial.

[email protected]