Juárez

Realizan vigilia por la justicia

Asociaciones se reunieron ayer en el Campo Algodonero y pidieron priorizar el interés superior de la niñez

Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Salvador Castro
El Diario de Juárez

sábado, 20 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Integrantes de Movimiento de Mujeres y Red de Infancia se reunieron ayer por la tarde en el Campo Algodonero y realizaron un vigilia por la justicia en el caso del sacerdote Aristeo B., acusado de abuso sexual. 

En el evento que denominaron “Iluminemos el Camino a la Justicia” solicitaron a los jueces Florina Isela Coronado Burciaga, Arnulfo Arellano Hernández y Carlos Jaime Rodríguez García priorizar el interés superior de la niñez. 

Las asistentes, que acudieron con vestimenta de color de negro, colocaron veladoras alrededor de osos y perros de peluche y gritaron: “justicia, justicia”. 

La activista Catalina Castillo dio lectura a un pronunciamiento en el que pidieron que no se repita la historia en el caso de Sergio Rafael Barraza Bocanegra, asesino confeso de Rubí Frayre. 

Además, denunció los privilegios del sacerdote, el cual dijo ha recibido un sinnúmero de visitas. 

Expresó que las niñas no se tocan y pidió un juicio sin privilegios. 

María Elena Ramos, del Grupo Compañeros, enfatizó en decir la importancia de realizar el evento en el Campo Algodonero para exigir justicia en el juicio en contra del religioso. 

En el lugar fueron colocadas cartulinas en la que exigieron un juicio justo contra el sacerdote Aristeo B.

La defensa de la parte ofendida hizo una reseña sobre el contacto que hizo con la familia de la víctima, a la cual encontraron “destrozada”, aunque dijeron que, aunque el sacerdote sea “muy poderoso”, confían en la justicia.

En el pronunciamiento mencinaron que a unos días de concluir el juicio que la Fiscalía General del Estado lleva a cabo en contra del sacerdote Aristeo B., los integrantes de las organizaciones de la sociedad civil que acompañaban en este proceso penal manifiestan su preocupación ante los “evidentes” privilegios que han beneficiado al presbítero y han dejado a un lado el interés superior de las niñas y los niños. 

“Consideramos que el tráfico de influencias siempre estuvo presente, ya que Maclovio Murillo, hasta hace dos semanas secretario del Ayuntamiento de Ciudad Juárez, y ahora abogado defensor del sacerdote, siempre estuvo presente en el proceso aun en su carácter de funcionario municipal, lo que se evidencia con más de 30 visitas hechas al sacerdote, quien desde el 9 de febrero del 2019 cumplió la medida cautelar de prisión preventiva en la comodidad de su domicilio”, señalaron.

Indicaron que la defensa de Aristeo B. está integrada por Maclovio Murillo, Perla López, Jorge Alberto Soto Adame y Javier Soto Ordóñez, éste último con experiencia en la defensa de casos de pederastia, ya que recientemente fungió como abogado defensor del sacerdote Ramiro Plasencia González, acusado de abuso sexual en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua contra un adolescente, y que finalmente obtuvo la pena menor de 8 años y el pago de una reparación del daño de 9 mil 600 pesos.

“A la familia de la niña que, con gran valentía, en diciembre de 2018, decidieron presentar su denuncia e iniciar un camino difícil e incierto, les abrazamos y reconocemos su valor, sabemos que el acompañamiento que les hemos proporcionado nunca será suficiente, pero les reiteramos que seguiremos caminando a su lado hasta que la justicia llegue”, mencionaron.

[email protected]