Juárez

Vencer al Covid-19 no fue el fin de la batalla

Felipe Silva fue diagnosticado con diabetes y ahora pertenece al grupo vulnerable al que no se le permite trabajar

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 28 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Para Felipe Silva, de 56 años, luchar contra el Covid-19 y vencerlo no fue el fin de la batalla; se le diagnosticó diabetes y ahora se encuentra en el grupo de los vulnerables, sin poder ir a trabajar.

Ha sido operador de maquiladora por dos años, y aunque quisiera regresar no puede porque al ser un enfermo crónico, es considerado por su empresa una persona en riesgo, pese a su recuperación.

Al reactivarse la economía, la Secretaría de Salud catalogó a las personas con comorbilidades como la diabetes, en el grupo de empleados vulnerables, que podrán volver a trabajar cuando el semáforo de riesgo estatal se encuentre en verde (riesgo bajo), pero éste, aunque tuvo un descenso el pasado 22 de junio y ya no está en rojo (riesgo máximo) apenas se encuentra en naranja (alto).

Dicha semaforización se estableció para proteger a los empleados que sean más vulnerables, debido a que la enfermedad producida por la cepa SARS-CoV-2 amplifica su mortalidad en quienes padecen una enfermedad crónica degenerativa, ya que el sistema inmune se encuentra débil. 

Silva asegura desconocer si el haber padecido Covid-19 lo llevó a tener diabetes, ya que se enteró de que la tenía una vez que salió del nosocomio en donde estuvo internado y del cual está muy agradecido con su personal, porque éste, aún entre las dificultades, salvó su vida.

Es afortunado, dice, porque recibe el 100 por ciento de su salario y no ha tenido que gastar en la insulina, pero el estar todo el tiempo en casa no es sencillo, aunque su familia lo apoya, dice.

“Me han estado apoyando, gracias a Dios, inclusive ya no quieren que vaya a trabajar, es que vieron muy dura la situación, estaban muy agüitados y la verdad que allá adentro (del hospital) es una cosa muy fea, terrible, y luego es ‘si sales bien y si no, pues no’, y luego ya no ve uno a su familia, es algo muy triste y ver a la demás gente intubada, no, no, es muy feo”, asegura Silva, quien urge a la población a cuidarse, que procure su salud y evite padecer alguna enfermedad crónica.

De enero a junio de 2020 la Secretaría de Salud ha sumado en Juárez 2 mil 554 casos de personas con diabetes, enfermedad comúnmente acompañada de obesidad, que a su vez ha registrado 3 mil 548 casos en el mismo período y 4 mil 245 positivos de hipertensión en igual lapso.

En tanto su situación laboral se resuelve, Silva, que es uno de los 642 casos recuperados aquí, precisa que lo más importante es que tuvo la oportunidad de volver a nacer para seguir con sus seres queridos, por lo que insta a la población a valorar su salud, ya que se trata de un virus nuevo, contagioso, desconocido y para el que no hay tratamiento específico. 

“No queremos creer sino hasta que le pasa a uno”, sentenció.

[email protected]