Nacional

Buscan nuevos consejeros austeridad y fiscalización

Para el consejero Uuc-kib Espadas, es indiscutible que en las campañas políticas entra dinero ilegal y el INE no lo rastrea

Érika Hernández
Agencia Reforma

sábado, 25 julio 2020 | 16:56

Ciudad de México— Martín Faz, Uuc-kib Espadas, Carla Humphrey y Norma de la Cruz, recién electos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), coinciden en que los principales temas a fortalecer son la fiscalización y la austeridad del organismo, además de mejorar su organización interna sin abusos de poder.

'Poner lupa a contratos'

Si bien se debe cuidar que los recortes presupuestales no impacten en la organización del proceso electoral, sí se debe poner lupa en los recursos que se destinan en contratos o arrendamientos, consideró el consejero Martín Faz.

"Sí hay que hacer un ejercicio de revisión de austeridad. Hay un gasto electoral que debe ser íntegro para las casillas, y demás, y otro es el gasto operativo donde sí hay muchas áreas de oportunidad para analizar", indicó en entrevista con Reforma.

"Cuando haces una comparación del presupuesto del INE con áreas del Gobierno federal, efectivamente no es algo particularmente pesado, pero sí hay áreas como en arrendamientos, contrataciones y otras cosas, que se pueden revisar".

Reconoció que se debe cambiar la percepción de que el Instituto es un órgano oneroso y para ello debe haber mayor transparencia de cómo se ejecuta el gasto.

"Los estudios de la auditoria (interna) señalan una serie de aspectos y elementos en los que tenemos que fijarnos, pero sin quitarle las capacidades para realizar los procesos electorales", agregó.

El nuevo integrante del Consejo General advierte que el Instituto debe romper con la "autorreferencialidad", que ha hecho creer a los integrantes del mismo que todo está bien.

"Hay una especialización técnica envidiable, pero de pronto hay autorreferencialidad que parece crearle una autoimagen de que todo está perfecto, y eso de pronto obnubila la vista y es importante que el INE esté más abierto y receptivo a las críticas", comentó.

Indicó que no sólo dentro del Instituto, sino también desde los propios Organismos Públicos Locales Estatales (Oples), hay señalamientos de que las autoridades electorales deben escuchar más los señalamientos de mejoras.

'Sin duda hay dinero ilegal en campañas'

Para el consejero Uuc-kib Espadas, es indiscutible que en las campañas políticas entra dinero ilegal y el Instituto Nacional Electoral no lo rastrea.

Aunque reconoce que el órgano ha avanzado mucho en el tema de fiscalización, consideró que existe un camino largo para perfeccionar el registro de recursos que usan partidos y candidatos, así como organizaciones políticas.

A poco más de un mes de arrancar la elección del 2021, el antropólogo afirmó que se pueden instrumentar cambios sin necesidad de reformas, y ya rumbo a la elección presidencial de 2024 perfeccionar lo que implique un cambio en el marco legal.

"La gran tarea de la democracia mexicana hoy es lograr fiscalizar adecuadamente el ejercicio de recursos, no el dinero legal, porque ese se fiscaliza con gran eficacia, sino del dinero que no se registra y que sin lugar a dudas entra a las campañas", dijo.

Como un organismo del sistema democrático, opinó, se debe generar una nueva dinámica en el que el Consejo General tome en cuenta la opinión de los partidos políticos, que funcione como un solo ente.

Esto, apuntó, porque si bien hay discusión en las sesiones del órgano electoral y en comisiones, los partidos prácticamente no participan en las decisiones del organismo.

Por ejemplo, expuso, se debe discutir con ellos el nombramiento de consejeros de institutos electorales locales, temas de presupuesto, capacitación y demás decisiones, sin que esto implique cambiar las reglas actuales, en las que en las sesiones los partidos solo tienen voz y no voto.

"Los consejeros toman decisiones sin tomar en cuenta a los partidos, y la intención sería procesar grandes decisiones en conjunto, que conozcan el desarrollo de los temas, y no hasta que ya está tomada la decisión", consideró.

Reconoció que un tema a revisar es el presupuesto, pues aunque considera que el INE no tiene un ejercicio oneroso, sí es necesario discutir gastos que podrían considerarse como excesivos o no indispensables.

"Hay parte de ese gasto que se tiene que mantener como está porque de otra manera se deterioraría la calidad de la democracia. Por ejemplo, la credencial de elector es carísima, pero es un documento infalsificable", apuntó.

'Prevenir lavado de dinero en campañas'

En su paso por el INE, la consejera Carla Humphrey buscará impulsar una reglamentación más estricta para prevenir el lavado de dinero en las campañas, así como detectar las nuevas maniobras de los partidos para financiarse de manera ilícita.

La exdirectora adjunta de Asuntos Normativos de la Unidad de Inteligencia Financiera consideró que en la elección del 2021, donde estarán en disputa 15 gubernaturas, alcaldías y diputaciones en 30 estados y las curules de la Cámara

baja, se pueden implementar acciones sin necesidad de una reforma, sólo modificando lineamientos internos en materia de fiscalización.

"Reconozco que nunca vamos a tener una regulación perfecta para fiscalizar los recursos de los partidos y candidatos. Veremos muchas modalidades (de financiamiento ilegal) y no estamos preparados para ello, como el uso de monedas virtuales, bitcoin", señaló.

"Tenemos que estar preparados y ver en el corto plazo el reglamento y la regulación interna. Se tiene que fiscalizar el dinero en efectivo que fluye en las campañas y no se reporta y las donaciones en especie. Prevenir el lavado de dinero en las campañas y el uso de recursos públicos".

Por ejemplo, mencionó, mejorar la coordinación con autoridades locales para tener acceso a información, así como a diversas dependencias del Estado.

Para la ex consejera del Instituto Electoral de la Ciudad de México, el INE debe modernizarse de manera más acelerada, pues lleva 30 años realizando las elecciones de la misma manera.

Lo inmediato, señaló, con una pandemia encima se debe pensar en cómo realizar un proceso, y a largo plazo tendrá que valorarse si es necesario que los procesos inicien en septiembre y terminen en junio, pues es una etapa muy larga que implica muchos recursos humanos y materiales.

Insistió en que también debe revisarse cómo está distribuido el presupuesto, a fin de redireccionarse para hacer el gasto más eficiente y modernizar los procesos.

"Se hace una acusación al INE (de gastar mucho dinero) como si fuera culpable, y hemos ido cargándolo de distintas atribuciones, tan sólo con la reforma del 2014 tiene 90 nuevos atribuciones, que requieren recursos", explicó.

"Por un lado es un reclamo válido que la democracia mexicana y la institución es cara, y por otro lado sí es necesario revisar y apostarle a la tecnología para abatir costos. Necesitamos el presupuesto adecuado y justo para organizar elecciones, austero, pero que nos deje cumplir con nuestras atribuciones".

'Sin consejeros de primera y segunda'

El Consejo General del INE debe retomar la discusión sobre si sus integrantes deberán ganar más o menos que el Presidente de la República, porque tener salarios diferenciados llevara a consejeros de primera y segunda, consideró la consejera Norma de la Cruz.

Aseguró que ella se alineará a lo que establece la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, sin embargo, advirtió, el Instituto no ha fijado una posición en su conjunto, sino que se tomaron decisiones individuales.

"Nuestro mandato es que tenemos que respetar la legalidad, lo que dice la ley, y nos va a llevar a una reflexión profunda para que de una vez logremos un consenso porque no puede ser que tengamos consejeros de primera y consejeros de segunda (ganando más que el Presidente y menos), cuando la responsabilidad es la misma", indicó.

Para ella, las determinaciones de la Suprema Corte amparan casos individuales, por lo que la discusión aún no está cerrada, y debe ejecutarse lo que se establezca por consenso.

"Esperamos poder crear ese dialogo, en beneficio de todos, y ser consistentes de lo que la ciudadanía espera de sus funcionarios que organizan las elecciones", apuntó.

Al igual que sus nuevos compañeros, Cruz afirmó que se debe realizar una revisión puntual del presupuesto, para eficientar el gasto.

Sin embargo, no este año porque ya arranca el proceso electoral rumbo al 2021, pero advirtió que para bajar el costo del sistema político electoral, el Congreso debe reactivar la discusión sobre reducir el financiamiento a los partidos políticos.