Nacional

Estrategias utilizadas para salir del Covid

Unos países han tenido mayor éxito que otros; México se encuentra entre estos últimos

Agencia Reforma

Agencia Reforma

viernes, 11 septiembre 2020 | 16:08

Monterrey— A cerca de 8 meses que se declaró la emergencia internacional sanitaria del Covid-19 (enero 30), se tienen a nivel mundial 28 millones de contagios con 898 mil muertes, en México 643 mil casos y 69 mil fallecimientos y los gobiernos han implementado diversas medidas para enfrentar/atenuar las crisis de salud y económica resultante.

Las estrategias de salida han sido diversas. Unos países han tenido mayor éxito que otros; México se encuentra entre estos últimos.

Estrategia de salida económica

La crisis económica se derivó del cierre de actividades no esenciales, de la afectación al consumo por la cuarentena de no salir de casa, del temor de contagio y de la incertidumbre de perder o mantener el empleo.

La afectación fue generalizada a nivel mundial, como lo demuestran las cifras económicas negativas sobre todo del segundo trimestre (que fueron niveles récord). Pero la información de julio y agosto ya muestra una recuperación parcial de los niveles perdidos al inicio de la pandemia.

La estrategia principal de salida ha sido un paquete de estímulo fiscal y apoyos de los bancos centrales. El objetivo principal fue mantener la liquidez en el sistema. En lo fiscal, las acciones fueron de apoyo directo a consumidores, trabajadores y empresas (sobre todo micro/pequeña/mediana) y por los bancos centrales la reducción en la tasa de interés de referencia y flexibilidades bancarias.

La mayoría de los países han implementado hasta dos paquetes de apoyos cuando se dieron cuenta de que las primeras acciones no eran suficientes para contrarrestar la recesión. Varios gobiernos atacaron la situación de coyuntura y también aplicaron recursos para lograr reformas estructurales para salir más fortalecidos de la crisis. México no está en este grupo.

Como se ha señalado "nunca desperdicies la oportunidad de una buena crisis", pero para lograr eso hay que destinar recursos, la retórica no alcanza.

En el caso de México, los apoyos han sido marginales comparados con otros países, sobre todo de América Latina; además de la opinión internacional de que el gobierno no muestra deseo o creatividad por hacer algo sustancial.

El paquete mexicano es de 1.1 por ciento del PIB, siendo como el más limitado de la región; Perú está destinando 12.9 por ciento, Chile 12.2 por ciento, Brasil 9.2 por ciento y Colombia 3.8 por ciento. Las tasas de interés de referencia de Chile, Perú, Brasil y Colombia están por abajo del 2 por ciento; la mexicana se mantiene arriba del 4 por ciento.

No es extraño que países con Brasil están saliendo más rápido de la crisis. Como decía un titular de periódico, "desde el fondo, Brasil le está ganando la carrera a México".

De acuerdo con la información del presupuesto para 2021, la postura mexicana frente a la pandemia es la misma: austeridad para todos excepto los proyectos "especiales" que aumentaron sus recursos (y que ninguno tiene que ver con el Covid-19). Los comentarios de los analistas van desde optimista, no estimula crecimiento, propicia lenta recuperación y hasta pronostican que se pierde el grado de inversión en 2021.

Pareciera que la apuesta es la recuperación nacional debido a la reactivación de la manufactura global, los paquetes de estímulo de las principales economías y su efecto indirecto en México y la mejoría en Estados Unidos. Hay que poner muchas veladoras para que esto funcione.

Estrategia de salida de salud

A pesar del número creciente de contagios y fallecimientos, la única apuesta viable que el gobierno tiene es la existencia de una vacuna lo más rápido posible. Por más discursos diarios de los expertos, parece que la pandemia no les hace caso y sigue su curso. Prueba de lo limitado del esfuerzo gubernamental es que México ha realizado 1.3 millones de pruebas, mientras que Brasil ha aplicado 14 millones (junto no alcanzan a Estados Unidos que lleva 92 millones)

¿Cuál es el estado del desarrollo de una vacuna?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay 170 candidatos, pero hay ocho que ya se encuentran en la llamada tercera etapa (que es previa a la aprobación de las autoridades de salud); estas son desarrolladas por empresas privadas y gobiernos (China y Rusia).

Según estos procedimientos, hay un 85 por ciento de probabilidad de aprobación para los que llegan a tercera etapa. Pero siempre hay inesperados como le acaba a suceder a la empresa AstraZeneca que suspendió las pruebas por una reacción adversa grave a un participante en Inglaterra (situación que podría o no estar relacionada con la vacuna).

En el mejor de los casos, la OMS opina que una vacuna podrá estar disponible hasta mediados de 2021; sin embargo, incluso si una o más vacunas obtienen la aprobación sanitaria, todavía existen dudas sobre la eficacia, así como la cantidad de personas que están dispuestas a aplicarse una vacuna. En una encuesta de 5 mil 500 ciudadanos de los cinco principales países europeos y Estados Unidos, un 29 por ciento en promedio contestaron que no se vacunaran o no saben.

Por otro lado, hay presión política de varios países por lograr resultados a finales de este año haciendo contratos financieros para que las empresas farmacéuticas aceleren sus investigaciones. Destacan Estados Unidos que ha comprometido 500 millones de dosis para entrega a finales del año y tiene opciones por otros 900 millones de dosis en fecha posterior.

La Unión Europea ha negociado por 380 millones de vacunas con opción de 180 millones más; Japón tiene acuerdos por 280 millones de dosis.

Luego viene la manufactura de las vacunas. La fundación de Bill Gates ha iniciado la construcción de plantas para las vacunas más avanzadas en su desarrollo; China está también instalado fabricas para producir de 100 a 200 millones de vacunas; India se comprometió con una empresa farmacéutica a tener una instalación para elaborar inicialmente 400 millones y llegar a mil millones.

México también ha anunciado alianzas con empresas y países y la participación de una fundación privada, aunque pareciera más una postura pública por decir algo que la certeza que lo declarado sea suficiente para el tamaño de problema que se tiene.

¿Tenemos estrategias de salida?

En la parte económica y por lo dado a conocer en el presupuesto de 2021, la estrategia sigue siendo marginal, limitada y dependiente de terceros. La cual se puede agravar más con una segunda ola significativa de contagios y regresar a la cuarentena y cierre de actividades lo que podría pasar con la temporada de gripe en otoño e invierno.

En el tema de salud, la estrategia, por un lado, es un discurso diario que ya se desgasto y solo causa confusión; y por el otro, la apuesta a tener una vacuna que llegara hasta mediados de 2021 y las dudas sobre la cantidad disponible y distribución.

Como diría el general chino Sun-Tzu: "La estrategia sin tácticas es la ruta más lenta hacia la victoria. Las tácticas sin estrategia son el ruido antes de la derrota".