Nacional

Nombran cónsul de México a periodista

Isabel Arvide Limón representará al país en Estambul

Agencia Reforma

Isabella González
Agencia Reforma

miércoles, 29 julio 2020 | 06:00

Ciudad de México–Sin experiencia diplomática alguna, la periodista Isabel Arvide Limón fue nombrada como la nueva cónsul de México en Estambul, Turquía.

La tabasqueña fue designada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el nombramiento será dado a conocer este martes por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El proceso de la designación lleva al menos seis meses, de acuerdo con fuentes de la dependencia, aunque se vio retrasado por la pandemia.

El Consulado de México en Estambul es de carrera por lo tanto el nombramiento no tiene que ser aprobado por el Senado como los nombramientos de cónsules generales.

La también escritora es conocida por su reciente aparición en las conferencias mañaneras del presidente, en las que solicitó que se repartieran recursos de publicidad a medios de información digitales.

En su intervención, reclamó al mandatario que el Gobierno federal contratara publicidad con medios de comunicación que han sido críticos con la actual Administración.

“El 70 por ciento de las personas se informa por Internet y sin embargo quien recibe la publicidad oficial es un semanario que se llama Proceso que usted dijo que no se lee”, expresó en la conferencia oficial el 9 de enero.

“Quiénes tenemos un portal, estamos en las redes sociales, estamos aquí desde la madrugada no recibimos un centavo de publicidad”.

En otra oportunidad, la fundadora del portal web Estado Mayor, pidió ayuda al mandatario ya que durante el sexenio anterior no recibió recursos públicos.

Arvide ha trabajado en diferentes medios, y perdió un juicio contra Sasha Montenegro, expareja del expresidente José López Portillo, porque la llamó “encueratriz”.

Además, mantuvo una relación de cercanía con integrantes de las Fuerzas Armadas y se le atribuyen asesorías y colaboraciones en materia de seguridad con el Gobierno de Humberto Moreira, en Coahuila, cuando ese estado pasó por una de las etapas más violentas.