Nacional

Se pagan cuotas de humillación por transformar: AMLO

El mandatario se expresó así al ser cuestionado sobre el incidente que tuvo su esposa con un simpatizante del expresidente Felipe Calderón

Tomada de Twitter

Reforma

viernes, 26 junio 2020 | 11:15

Morelia— El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que quienes impulsan una transformación, a veces tienen que pagar cuotas de humillación.

El mandatario se expresó de esa manera al ser cuestionado sobre el incidente que tuvo su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, el pasado lunes, cuando fue increpada por un simpatizante del expresidente Felipe Calderón a bordo de un avión.

"Acerca de este incidente con mi esposa, pues expreso para ella toda mi solidaridad, mi apoyo, pero son cuotas que se tienen que pagar, a veces, hasta de humillación cuando se está realizando una transformación", dijo.

"Lamento mucho que esto pase, pero es por lo que estamos llevando a cabo de buena fe, queremos el bien para México y para todo el pueblo, no odiamos a nadie y pensamos que es necesario un cambio verdadero, una transformación, que se debe desterrar la corrupción, que es lo que más ha dañado a México, es la causa principal de la desigualdad social, económica, de la miseria pública, de la inseguridad, de la violencia".

El pasado lunes José Eduardo García encaró a la escritora, quien viajó en línea comercial de la Ciudad de México a Cancún.

En un video, se aprecia que García cuestiona a la historiadora y la acusa de amenazar la libertad de expresión, luego de una polémica que concluyó con la renuncia de la titular del Conapred.

Este viernes, el presidente relató que, luego de los hechos, su esposa se comunicó por teléfono para comentarle lo ocurrido y las sensaciones que experimentó ante la posibilidad de ser agredida físicamente.

-"Al parecer es panista", se comentó al presidente.

-"Es una cuestión doctrinaria, es una formación muy dogmática, muy cercana al fanatismo. Entonces, cuando hablé con ella por teléfono, me dice: sentí que si decía algo, que si respondía, hasta me podía golpear, dice, luego te platico", refirió.

-"Pero entiendo esa actitud, es muy característica del conservadurismo, muy iracunda, frenética, descompuesta, de odio".

El presidente se dijo orgulloso de la actitud de su esposa y consideró que no se debe caer en provocaciones ante quienes agreden.

"Todos debemos respetarnos y no odiar, pero están muy enojados, muy desquiciados los corruptos porque ya no pueden robar a sus anchas como era antes, pero poco a poco van a ir entendiendo que esto ya cambió, que ya no es lo mismo", advirtió.

"Beatriz es una mujer con criterio, inteligente y con convicciones y sabe que tenemos que aceptar estas actitudes, nada más no caer en provocaciones, la vi en el video y me sentí orgulloso porque actuó con tranquilidad, con calma, lo vi muy descompuesta este señor por qué se privan".

El jefe del Ejecutivo hizo un llamado a sus adversarios para serenarse, tras advertir que no cambiará su forma de pensar ni de gobernar.

"Vamos todos a serenarnos, además, nosotros no vamos a cambiar, imagínese que yo a estas alturas diga: ya no quiero seguir adelante porque me acosan, porque me da miedo, pues ya no puedo. Además, las ideas nunca mueren y lo más sublime de un ser humano es mantenerse con apego a principios, con apego a ideales", agregó.