Nacional

Somos opción, no oposición, dice yerno de Gordillo

'Nosotros tenemos la convicción de que en el 2018 inició una revolución pacífica que está ordenando un cambio de régimen', dijo Fernando González

Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

jueves, 15 octubre 2020 | 16:54

Ciudad de México— Fernando González, presidente del nuevo partido político Redes Sociales Progresistas (RSP) y yerno de la maestra Elba Esther Gordillo, admite que no quieren ser oposición a la 4T, sino una "opción" con ideas y métodos para consolidar el cambio de régimen iniciado en 2018. 

"Nosotros tenemos la convicción de que en el 2018 inició una revolución pacífica que está ordenando un cambio de régimen y hay que, creo, aportar ideas, métodos, ser creativos en hacia dónde llevamos esta sociedad. Hoy día vivimos en un mundo polarizado que se está complejizando aún más por la pandemia. Debemos estar en condiciones de aportar nuevas ideas y nuevas formas para llevar este cambio de régimen a buen término", señala.

En entrevista con Reforma y a pregunta expresa de si se colocan en la oposición a la 4T, el dirigente de RSP contesta: "Somos opción".

"Queremos ser una opción inteligente, con diagnósticos claros, porque ser oposición es muy fácil y ser oposición podría confundir a que queremos regresar al pasado, y nosotros no queremos nada con el pasado. Nosotros tenemos pasado, lo hemos vivido, lo hemos pagado, lo entendemos, pero lo que importa es el presente y el futuro", apunta.

González, líder de la organización que obtuvo anoche su registro por una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), asume que hay quien lo considera un partido de la familia de Gordillo y que a él lo identifican siempre como "el yerno".

Además, admite sin dudar que sin su suegra y sus vínculos políticos no hubiera sido posible construir esa agrupación.

Sin embargo, aclara que la maestra no está afiliada a RSP, está "en otro nivel", pero reconoce que fue también un trabajo de la familia Gordillo, dedicada a la política, en donde la labor de su esposa Maricruz y de su hijo René al crear una red de más de 100 mil jóvenes fue fundamental para construir el partido.

"Hay gente que nos quiere y hay gente que no nos quiere, y está bien, pero somos una familia que nos amamos y trabajamos unidos. Yo te digo con mucha franqueza: sin los vínculos de la familia, el partido no se hubiese podido construir", menciona.

"Estas cosas no se construyen de la noche a la mañana. Hacer un partido es algo muy difícil y sí te digo con franqueza la maestra no pertenece a Redes Sociales Progresistas, ella no se afilió, ella está mucho más allá de estas cosas, no pertenece a ningún órgano de gobierno, pero por supuesto que su consejo, su opinión, lo que ella cree de la política, lo que ella ve hacia adelante, lo que ella vivió hacia atrás, la persecución, pues todos esos sentimientos y todo ese expertise y esa sensibilidad que una señora de su tamaño tiene, pues sería absurdo que como familia, y como políticos, no la consideráramos. No sé si me expliqué", expone.

Y aclara de inmediato: "Pero esa es una cosa, su influencia es otra. El partido es muchísimo más que mi familia y Elba Esther juntos, son cientos de miles de personas y decenas de miles de dirigentes distribuidos en todo el territorio nacional".

"Lo que te digo es que no es una influencia de poder y de gobierno, es una influencia de sapiencia, de conocimiento. El poder y el gobierno del partido lo tienen sus dirigentes y sus órganos de gobierno. O sea la maestra puede opinar, pero no decide", asegura el dirigente de RSP.

"Es un ícono para la política del país (...) No pertenece a Redes Sociales, pertenece a México".

El partido surgió, cuenta, de un grupo político que lleva muchos años trabajando -reconoce el apoyo al entonces partido impulsado por Gordillo, Nueva Alianza, y a AMLO en 2018-, y que luego de una persecución en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, hoy continúan su tarea, con una apuesta con los jóvenes, sin mirar al pasado y con miles de afiliados y una estructura en todo el país.

La gente está cansada de la misma clase política desde hace 30 años, y RSP quiere ayudar a esa "transición" a algo nuevo, dice.

González destaca el trabajo ante el tribunal de su asesor legal Fernando Agiss, ex director Jurídico y ex director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del entonces IFE, quien con su experiencia ayudó a echar abajo las presuntas irregularidades detectadas por el INE y minimizadas por el TEPJF a la hora de aprobar su registro.

Explica que RSP recibió 98 por ciento de aportaciones en especie para no manejar efectivo.

Agrega que las dádivas que anularon una asamblea estatal fueron parte de un montaje de una oposición hoy disidencia interna, y que la participación de sindicalizados en lo individual no implica injerencia del SNTE.

Los del SNTE, asegura, son sus adversarios y apoyaron a una organización diferente a RSP.