Opinion El Paso

La pandemia que nos ha unido tanto

.

Jackie Butler y Cecilia Varela / BIO / Especial para El Diario

domingo, 28 junio 2020 | 06:00

Una de las cosas más extraordinarias de este tiempo de distanciamiento social es cómo la pandemia nos ha unido a tantos.

Sí, nuestras reuniones a menudo han sido en “salas de Zoom” o mediante aplicaciones como FaceTime, y el consejo de mantenerse a seis pies de distancia y usar máscaras permanecerá hasta que se encuentre una vacuna.

Pero en los últimos tres meses, la gente de la región de Borderplex se ha unido, haciendo sacrificios económicos para preservar la salud de nuestros residentes más vulnerables y donando dinero, alimentos y tiempo para apoyar a amigos y vecinos afectados por el cierre. Nuestros trabajadores esenciales han hecho aún más, asistiendo cada día a laborar a pesar del riesgo personal de estar en contacto a los expuestos al nuevo coronavirus y ayudarlos a recuperarse.

Nuestras instituciones también se han reunido. En abril, organizaciones públicas y privadas de toda la región, lideradas por la Fundación del Centro Médico de las Américas y la Fundación Paso del Norte Health, se unieron para formar la Asociación de Salud Pública Regional Mejorada Covid-19, una colaboración sin precedentes de los gobiernos, hospitales, líderes de la industria, instituciones filantrópicas y educativas. Su objetivo es coordinar la respuesta de emergencia en toda la región de Borderplex para que las personas escuchen un mensaje coherente y las organizaciones en el frente operen con la máxima eficiencia.

Un socio clave en estos esfuerzos es la organización llamada BIO El Paso-Juárez.

BIO El Paso-Juárez es una iniciativa de tres estados y dos países para aprovechar el potencial de la industria biomédica de nuestra región. Nuestros miembros incluyen fabricantes de dispositivos médicos, nuevas empresas de biotecnología, proveedores de atención médica e instituciones académicas tanto en los EU como en México, y nuestros esfuerzos están guiados por la visión compartida de la Fundación del Centro Médico de las Américas de El Paso y el Clúster Biomédico de Juárez.

Cuando BIO El Paso-Juárez se lanzó en 2018, nuestro objetivo era promover y fortalecer nuestro ecosistema biomédico binacional. La mayoría de las personas en nuestra región no está enterada que hay más de 35 fabricantes, incluidas tres de las cinco principales compañías mundiales de dispositivos médicos del mundo, y que producen cientos de millones de dispositivos médicos en instalaciones locales.

Ninguno de nuestros miembros podría haber anticipado cuán vital sería nuestra nueva alianza. Pero cuando el Covid-19 se extendió por nuestra región, se mostraron listos para el desafío. El cierre global tuvo un impacto significativo en las cadenas de suministro mundiales, incluidas las que son críticas para la fabricación del equipo de protección personal (EPP) que necesitan nuestros trabajadores de atención médica de primera línea y equipos como ventiladores, que han ayudado a mantener con vida a los infectados gravemente por Covid.

Entonces comenzamos a buscar solucionar problemas. Nuestra región ahora está produciendo más dispositivos médicos y suministros médicos de emergencia, como guantes, botines, pruebas rápidas de PCR, brazaletes de presión arterial, máscaras impresas en 3D y muchos más. Estamos equipando no solo el oeste de Texas, el sur de Nuevo México y el estado de Chihuahua, sino también hospitales en todo el mundo. Nuestros fabricantes se están asociando con otras compañías para aumentar la capacidad de producción, participando en investigación y desarrollo de vanguardia para desarrollar y probar nuevos dispositivos, y donando PPE a las áreas más afectadas por Covid.

La buena noticia es que muchas empresas locales que ya fabricaban equipos tienen la capacidad de expandir sus operaciones existentes. Agregue a esto algunos fabricantes que actualmente no producen suministros médicos de emergencia, pero son capaces de hacerlo, y casi la mitad de nuestros fabricantes están listos para llenar vacíos adicionales por las interrupciones de la cadena de suministro.

Con su cultura transfronteriza única y tradición de mano de obra excepcional, nuestra región está lista para convertirse en un nuevo líder mundial en innovación biomédica y fabricación de dispositivos médicos. La crisis de Covid-19 ha cambiado nuestro enfoque, pero no puede cambiar el hecho fundamental de que compartimos muchas características de los principales centros biomédicos del mundo.

Para aprovechar nuestro potencial, tendremos que unirnos. Pero eso es algo que nosotros en la región de Borderplex ya sabemos cómo hacer. Y la pandemia lo ha demostrado.