Opinión
OPINIÓN

Nevada y superapagón sin agua va

Nada como darle oportunidad a los imponderables para evitar afirmaciones sobre el futuro siempre incierto y algo traicionero

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 16 febrero 2021 | 06:00

-Nevada y superapagón sin agua va

-Hasta las pelotitas de golf en la negocia

-Graciela toma el control de las finanzas

-Agustito los del estado en plena congelada

Nada como darle oportunidad a los imponderables para evitar afirmaciones sobre el futuro siempre incierto y algo traicionero. Tomar en cuenta lo imprevisible, en resumidas cuentas, ayuda a no regar el tepache.

Debemos creer que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no jugó con los mexicanos cuando prometió que no volvería a ocurrir un nuevo apagón como el acontecido el pasado 28 de diciembre, Día de los Santísimos Inocentes.

Dos minutos de apagón mortifican la vida a cualquiera en lo personal o en lo comunitario. Dos horas, medio día o hasta un día, doblan la serenidad de cualquier temperamento. Lo sacan de quicio.

El 28 de diciembre fueron afectados casi 11 millones de mexicanos por un mega apagón que recorrió la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Querétaro, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, etc.

Los disparates lanzados por los mexicanos como enojo contra el Gobierno federal responsable de la Comisión Federal de Electricidad fueron muchos y subidos de tono pero el que intentó ser insulto mayor es cuando se dijo que México había iniciado su venozolización.

Eso caló tan fuerte en la Cuarta Transformación que su portaestandarte, el presidente de la República, prometió no más apagones.

No debió haberlo hecho. Imposible valorar determinados imponderables como el clima, justamente.

Ayer que de nuevo ocurrió, y nos tomó por sorpresa bajo menos nueve grados centígrados y una nevada como pocas registradas en la frontera, los disparates-insultos menudearon contra la 4T.

Arreció el fantasma de la venozolización, particularmente porque no quedó claro si el gobierno mexicano regateó el precio del gas natural para las termoeléctricas proveniente de los Estados Unidos, disparado, ese sí, por el recurrente “mal clima” allá.

Resulta evidente que el gobierno “ajusta” la realidad de acuerdo a las circunstancias en el objetivo de no perder imagen pero es contraproducente sin anunciar el golpe avisa, como ha ocurrido de nueva cuenta.

A las multimillonarias pérdidas sufridas por el temporal, sus menos nueve grados centígrados y las naturales ausencias laborales, hubo de agregar cierres de miles de comercios por falta de energía eléctrica, y junto con pegado, por la falta de agua potable.

Cuando se requiere de buen gobierno es precisamente frente a tales contingencias.

***

Las famosas pelotitas de golf personalizadas, con la leyenda “Javier Corral Gobernador 2016-2021”, las playeras y cachuchas de aquel teatro de la “Caravana por la Dignidad” y otros cuantos insumos de Comunicación Social podrían ser la clave para salvar el pellejo de una exfuncionaria estatal.

Se trata de Cristina Licón, quien fuera administradora de la dependencia estatal cuando el titular era su “cuñado” Antonio Pinedo, hoy procesado por corrupción aunque con fiscales y jueces extremadamente amables.

Los últimos de diciembre pasado tanto Pinedo como Licón fueron perseguidos por la justicia estatal, por una acusación debidamente sustentada de la Auditoría Superior del Estado, instancia que documentó la hechura de contratos a modo a favor de una empresa ligada a ambos.

Pinedo recurrió al amparo y mediante favores diversos ha logrado aplazar una audiencia para evitar ser imputado. Hasta ahora se sabe que su comparecencia ante el juez será voluntaria en un escenario por demás controlado y favorable.

No por nada sigue siendo bien pagado por la nómina estatal, con el cargo de director en la Coordinación de Asesores y Proyectos Especiales.

De la señora Licón, sin embargo, nada se sabe. Bien podría estar sujeta a criterios de oportunidad, amparada o hasta protegida por la justicia estatal.

La situación de la exfuncionaria podría explicarse por esos encargos directos de Corral; esos caprichos como las pelotitas que presumía y regalaba orgulloso a sus amigos de un club privado de golf en la capital o las gorras con su nombre y logos de su administración que se entregaban como chicles en su marcha proselitista a la Ciudad de México.

Todo eso se cargó al presupuesto de Comunicación Social en su momento, disfrazado por supuesto y con altos precios, lo que podría revelar Licón en una eventual acusación. Así que tal vez esa negocia es la que la mantiene a salvo hasta ahora.

***

Tal parece que Graciela Ortiz no quiere dejar cabos sueltos en su proyecto por la gubernatura, bandera que formalmente le fue entregada ayer por el dirigente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno, quien ante el priismo chihuahuense encabezó la presentación de la candidata.

Previamente y sin hacer ruido, justo antes de rendir protesta, Ortiz González comenzó a mover sus piezas y traer a gente de su entera confianza, de resultados probados.

Tal es el caso del reciente nombramiento oficial del nuevo secretario de Finanzas y Administración del Comité Directivo Estatal priista, Óscar Núñez Morales, quien regresa a la política luego de varios años de haberse alejado.

Traído de vuelta directamente por Chela, Núñez recibió el encargo de vigilar un presupuesto apocado, pero que bien administrado debe servir para hacer un decoroso papel en las elecciones de junio.

El contador Núñez ha sido de los funcionarios públicos con más experiencia del tricolor. Fue director de Egresos de Gobierno del Estado en la gestión de Patricio Martínez, administración que salió impecable en las finanzas gracias a un equipo muy bien compuesto.

También ha tenido una larga trayectoria en campañas políticas exitosas desde que Patricio ganó la alcaldía de Chihuahua y luego la gubernatura. Asimismo participó en los proyectos del finado Jorge Barousse por la Presidencia Municipal de la capital, en la estatal de Reyes Baeza y de la misma Graciela Ortiz por la senaduría.

Así, la candidata tricolor comienza a reunir a sus mejores elementos y se espera que poco a poco traiga más nombres conocidos, de gran experiencia y lo más importante, sin cola que les puedan pisar.

***

“Chihuahua vive hoy un momento de hostilidad; padecemos  la incongruencia de un gobierno de Morena y la ineficacia del PAN que no ha sabido responderle a la gente en sus reclamos más sentidos... No han creado oportunidades para su desarrollo; no hay empleos, vivimos una inseguridad cada vez más alarmante y vivimos deficiencias en los servicios de salud”.

Con esas palabras se apersonó de lleno en la campaña por la gubernatura ayer precisamente la candidata del PRI, justamente Graciela Ortiz. Le fue tomada la protesta por el presidente nacional del Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno.

No quiso mencionar la abanderada tricolor el nombre del gobernador, Javier Corral Jurado, pero no requirió hacerlo más allá de esa alusión directa.

Los servicios de salud representan una de las grandes debilidades en el régimen del llamado nuevo amanecer y un filón para cualquier campaña electoral como la arrancada por la priista.

Graciela tuvo un buen evento a pesar de las condiciones climáticas y no obstante las severas circunstancias de debilidad que sufre su partido a nivel nacional y estatal.

Con algo más de oxígeno específico en el discurso sin duda logrará pronto un buen posicionamiento.

***

Agustito.

Así fue como la pasaron ayer los funcionarios responsables de las oficinas estatales en Pueblito Mexicano. Agustito, mientras el resto del mundo juarense giraba dificultosamente golpeado por temperatura siberiana, sin agua, sin luz... sin calles por donde transitar.

Las oficinas municipales abrieron si mucho con alguna hora de retraso; hacia las nueve y fracción de la mañana trabajaban ya con normalidad, pero las estatales prácticamente se tomaron día.

A las frescas de la una y media salieron de la covacha, ya cuando muchos juarenses se habían regresado por donde a duras penas llegaron muy temprano y se encontraron con las puertas cerradas “por mal clima”.

Para esa hora, poco antes de la una, hasta los pasos elevados, o puentes, fueron reabiertos por los congelados policías viales.

Las ruedas de la carreta en el servicio no suelen funcionar con la misma sintonía. Esa es una prueba; de ahí tanto brinco, y sobre todo, tanta falta de resultados.