Opinión

Saquen sus manos sucias

Estamos próximos a vivir el proceso electoral más grande en la historia de nuestro país

Daniela González Lara
Analista

jueves, 14 enero 2021 | 06:00

Estamos próximos a vivir el proceso electoral más grande en la historia de nuestro país, algunos esperamos con ansia y expectativa este momento, pues significa la oportunidad de participar entregando lo mejor de nosotros a una causa justa que se traduzca en mayores libertades, pluralismo, justicia social, responsabilidad, igualdad, tolerancia y muchos otros valores democráticos que son andamios firmes con los que se construye una sociedad que tenga calidad de vida en todos los sentidos.

Acudir a votar significa la expresión más importante de la voluntad ciudadana y una vez más seremos llamados a hacerlo para renovar distintos cargos de elección popular. Sin embargo, el hacerlo propiamente requiere de un ejercicio estricto y riguroso al que pocos están dispuestos a someterse pues serían rechazados por el electorado, debido a su oscuro pasado que los liga con la corrupción, el delito, la desfachatez y/o la usurpación de puestos públicos.  Estos personajes, que están más acostumbrados a publicitar su imagen que en ponerse a trabajar al servicio de la ciudadanía se caracterizan por usar recursos públicos para fines personales y brincar de un puesto a otro, buscando dejar en su lugar a algún ambicioso monigote que puedan manipular con el objetivo de no ser fiscalizados en el ejercicio gubernamental que ocupan actualmente, y si puede ser por medio de alguna candidatura plurinominal que evite dar la cara a la ciudadanía y derive en fuero federal, pues mucho mejor.

Juárez y el estado de Chihuahua en general, merecen vivir de una vez por todas bajo el imperio de la ley, tener gobernantes honorables que estén capacitados para el ejercicio del poder y que tengan experiencia y honestidad probada en algún encargo del servicio público. No solamente que se cuelguen de las siglas de un partido al que llegan corruptamente, pues quien conoce realmente esta parte del mundo, sabe que, en el norte, a diferencia del centro y sur del país, la gente vota por los candidatos más que por los partidos políticos y estar actualmente en el poder, no les garantiza el triunfo, mucho menos si desde el gobierno están metiendo sus manos sucias en el proceso electoral.  

A quien le caiga el saco, le exigimos que respete la decisión de los juarenses, que suban su nivel de competencia en la política porque sus acciones indignas no merecen ser una opción en una boleta electoral para un pueblo como el nuestro. A través de cañonazos de dinero sucio buscan comprar candidaturas, usan recursos públicos para intimidar a sus contrincantes y vociferan calumnias sembrando rumores en vez de hacer propuestas, a ustedes les digo que todos sabemos quiénes son y el miedo que tienen a ser enfrentados por las urnas de una manera honesta. Esta gente es la que le da mala fama al noble oficio de hacer política, que tiene como única finalidad el servir a los demás, no el servirse de los demás. 

No se debe olvidar que el meter las manos en el proceso electoral siendo gobierno tiene consecuencias y una de ellas es el repudio generalizado como lo hemos visto actualmente con algunos actores políticos que ya están buscando madrigueras para esconderse.

En el 2021 vuelve a tomar sentido la frase del entonces candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador cuando dijo: "El que suelte al tigre, que lo amarre, ya no voy a estar deteniendo a la gente luego de un fraude electoral, así de claro". Esa es otra posibilidad.

Por último, le recuerdo a esos pseudo políticos que se dicen expertos en robar elecciones y construir victorias ilegales sin la voluntad ciudadana, que es el pueblo el que elige a sus gobernantes, no los medios de comunicación pagados por los gobiernos ni las influencias en las altas esferas de la política que casi siempre se encuentran alejadas del sentir social de la comunidad en la que se imponen.

La finalidad de la democracia y el ejercicio de sus valores es más grande e importante que las siglas de cualquier partido político y a los comicios electorales deben llegar los mejores perfiles para poder tener las mejores administraciones y de esta forma construir la sociedad que nos conviene a todos. Al gobierno se debe ir siempre del lado de la gente. Gracias por leer, yo soy Daniela González Lara.