Opinión

Un cargo por 7 años

Ha comenzado la carrera por la presidencia del Instituto Estatal Electoral. Para acceder a ese importante cargo se deben seguir varias etapas

Carmen Urías
Analista

viernes, 19 febrero 2021 | 06:00

Ha comenzado la carrera por la presidencia del Instituto Estatal Electoral. Para acceder a ese importante cargo se deben seguir varias etapas. La primera implica un examen de conocimientos, que será este 27 de febrero. De todos los que se inscribieron, corroboraremos quiénes traen las credenciales intelectuales electorales para continuar, o también, quienes estudiaron mucho para el examen. 

A causa de la pandemia, el examen será “desde casa”; lo cual causa incertidumbre. Hay algunos aspirantes que no tienen un recorrido notorio en esta materia y, otros que, sin ser brillantes, han sabido moverse en ella. Estará interesante conocer sus calificaciones el 9 de marzo, que se publicarán los resultados. 

La segunda “cepillada” será un ensayo que realizarán los aspirantes a distancia, el 20 de marzo. Sus resultados se publicarán a más tardar el día 30 del mismo mes. 

La integración de la lista de aspirantes está interesante; figuran desde secretarios particulares de políticos de trayectoria, hasta personal del Tribunal Estatal Electoral y del INE, tanto de la Junta Local y Distrital como de las Oficinas Centrales. 

La tercera etapa es la “valoración curricular y entrevista”. Esta última se transmitirá en vivo y podremos ver el temple y la experiencia de los aspirantes, pero sobre todo el liderazgo de los que hayan llegado hasta ahí. Hay algunas personas que participaron para ser Magistrados del Tribunal Estatal Electoral; esperemos que ahora sí den una mejor entrevista. 

A más tardar el 16 de abril, conoceremos el nombre de quién será el nuevo o la nueva presidenta del IEE, quién entrará en funciones al día siguiente. 

Y una vez que entre en funciones, aparte de continuar y concluir el proceso electoral que está en marcha, deberá revisar con lupa las plazas, los sueldos, los contratos de familiares y hasta de los amigos, que hoy por hoy se han incorporado con pocas o nulas credenciales al Instituto Estatal Electoral y sus Asambleas. 

También negociará las posiciones destacadas, como son: la Secretaria Ejecutiva y las direcciones. Igualmente, aplicará mucho la “política” con las y los consejeros; que, por cierto, tres se van en noviembre. Y si es designado algún aspirante externo al IEE o al ambiente local, lo que va a desayunar, comer y cenar serán frases como: “tú no sabes aquí como se manejan las cosas”, “nosotros traemos todas las posiciones”, y bueno un sinfín de cuestiones interesantes, no faltará quién le quiera cobrar políticamente “el apoyo”. 

Por otro lado, si designan a alguien “del equipo actual”, se robustecerá el dominio de las plazas de dicho ente político. Esto se pondrá muy interesante. 

Sea cual sea el escenario y la o el designado, lo importante es que asuma la dirección del Instituto con liderazgo, entrega y pasión. El reto y la exigencia de la sociedad es muy grande.