Salud

¿Cuáles son las posibilidades de infectarme de Covid-19 si tomo un vuelo?

Pueden ser realmente menores de lo que piensas

El Diario de Juárez

lunes, 27 julio 2020 | 09:13

La mayoría de las personas asume que estar encerrado en un avión comercial es un lugar extremadamente riesgoso durante una pandemia. Después de todo, los pasajeros están cerca de un grupo de extraños durante muchas horas. Y no hay duda de que los viajeros infectados han sido en gran parte responsables de la rápida propagación del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19, en todo el planeta.

Pero las probabilidades de contraer el virus mientras estás a bordo de un avión pueden ser realmente menores de lo que piensas. Según los especialistas en enfermedades infecciosas, los intercambios frecuentes de aire, combinados con precauciones de seguridad, como el uso de máscaras, pueden reducir significativamente las posibilidades de que el virus se transmita de persona a persona, informó The Globe and Mail.

"Creo que el riesgo de tener COVID-19 en vuelo es bastante insignificante", dice el doctor Jerome Leis, director médico de prevención y control de infecciones en el Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook en Toronto.

Él dice que, a pesar de la gran cantidad de casos y los viajes frecuentes en todo el mundo, hay muy poca evidencia documentada de que las personas hayan contraído el virus durante un vuelo.

Leis señala el ejemplo de los primeros dos casos confirmados de COVID-19 en Canadá. La pareja de casados viajó desde Wuhan, el epicentro original del brote, a Guangzhou, China, donde abordaron un avión a Toronto y llegaron a Canadá el 22 de enero.

El esposo ya estaba experimentando síntomas leves, como tos seca, durante el vuelo. Su esposa se volvió sintomática al día siguiente, por lo que ambos fueron considerados infecciosos mientras viajaban.

Después de buscar atención médica, y las pruebas mostraron que tenían COVID-19, el personal de salud pública de Toronto se puso en contacto con 25 personas potencialmente expuestas al virus en el vuelo, incluidos los miembros de la tripulación y los pasajeros sentados en tres filas de la pareja. Estos esfuerzos de búsqueda de contactos, más 14 días de monitoreo, revelaron que nadie había sido infectado por la pareja, que aparentemente llevaba máscaras.

Entonces, ¿qué podría explicar la falta de transmisión viral en un avión lleno de 350 pasajeros? El SARS-CoV-2 realmente no viaja lejos del huésped, dicen los expertos médicos.

El virus se transmite principalmente a través de las gotas respiratorias de una persona infectada que tose, estornuda o habla. Las gotas pueden ser impulsadas hasta una distancia de uno o dos metros antes de aterrizar en superficies cercanas. No se cree que los aerosoles más pequeños, partículas diminutas que pueden permanecer en el aire un tiempo más, desempeñen un papel importante en la transmisión de COVID-19.

En un avión, esas partículas serían rápidamente arrastradas por el sistema de ventilación, dice la doctora Susy Hota, directora médica de prevención y control de infecciones en Toronto.

Ella señala que el aire dentro de un avión normalmente se intercambia entre 15 y 20 veces por hora. Y, en particular, el aire pasa a través de filtros HEPA (aire de partículas de alta eficiencia) capaces de atrapar sustancias potencialmente dañinas, incluidos los virus.

"Es poco probable que los aerosoles permanezcan el tiempo suficiente como para provocar una infección", dice la doctora Hota.