Salud

Evidencian que una mutación temprana hizo que la pandemia fuera más difícil de detener

La mutación, conocida como 614G, se detectó por primera vez en el este de China en enero, en unos meses, la variante se apoderó de gran parte del mundo

Associated Press / Personal de salud atiende a un paciente con Covid

The New York Times

martes, 24 noviembre 2020 | 06:39

Nueva York— A medida que el coronavirus se extendió por todo el mundo, se detectaron alteraciones aleatorias en su secuencia genética. Como errores tipográficos sin sentido en un script, la mayoría de esas mutaciones no marcaron ninguna diferencia en el comportamiento del virus.

Pero una mutación cerca del comienzo de la pandemia sí marcó la diferencia, sugieren múltiples hallazgos nuevos, lo que ayudó a que el virus se propagara más fácilmente de persona a persona y dificultó la detención de la pandemia.

La mutación, conocida como 614G, se detectó por primera vez en el este de China en enero y luego se extendió rápidamente por Europa y la ciudad de Nueva York. En unos meses, la variante se apoderó de gran parte del mundo, desplazando a otras variantes.

Durante meses, los científicos han estado debatiendo ferozmente por qué los investigadores del Laboratorio Nacional de Los Alamos argumentaron en mayo que la variante probablemente había desarrollado la capacidad de infectar a las personas de manera más eficiente. Muchos se mostraron escépticos, argumentando que la variante pudo haber sido simplemente afortunada, apareciendo más a menudo por casualidad en grandes epidemias, como la del norte de Italia, que sembró brotes en otros lugares.

Pero una gran cantidad de nuevas investigaciones, que incluyen un análisis genético detallado de los brotes y el trabajo de laboratorio con hámsteres y tejido pulmonar humano, han respaldado la opinión de que el virus mutado tenía de hecho una ventaja distintiva, infectando a las personas más fácilmente que la variante original detectada en Wuhan, China.

No hay evidencia de que un coronavirus con la mutación 614G cause síntomas más severos, mate a más personas o complique el desarrollo de vacunas. Los hallazgos tampoco cambian la realidad de que los lugares que rápida y agresivamente promulgaron cierres y alentaron medidas como el distanciamiento social y los cubrebocas han tenido mejores resultados que los que no lo hicieron.

Pero el sutil cambio en el genoma del virus parece haber tenido un gran efecto dominó, dijo David Engelthaler, genetista del Instituto de Investigación de Genómica Traslacional de Arizona. "Cuando todo está dicho y hecho, podría ser que esta mutación sea lo que provocó la pandemia", dijo.

Los primeros brotes del virus se habrían extendido por todo el mundo incluso sin la mutación, creen la mayoría de los investigadores, incluido el doctor Engelthaler. La variante original detectada en Wuhan, China, a finales del 2019, ya era altamente contagiosa, dijo. Pero la mutación parece haber hecho que la pandemia se extendiera más y más rápido de lo que lo habría hecho sin ella.