Salud

¿Ha llegado finalmente a su fin la era de la limpieza excesiva?

El C.D.C. actualizó sus pautas de limpieza de superficies y señaló que el riesgo de contraer el virus al tocar una superficie contaminada era menos de 1 en 10 mil

Tomada de internet / Imagen ilustrativa

Agencias

jueves, 08 abril 2021 | 12:46

Nueva York— Cuando el coronavirus comenzó a propagarse en Estados Unidos la primavera pasada, muchos expertos advirtieron del peligro que suponían las superficies. Los investigadores informaron que el virus podría sobrevivir durante días en plástico o acero inoxidable, y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades advirtió que, si alguien tocaba una de estas superficies contaminadas y luego se tocaba los ojos, la nariz o la boca, podría infectarse.

Los estadounidenses respondieron de la misma manera, limpiando comestibles, poniendo en cuarentena el correo y limpiando los estantes de las farmacias de toallitas Clorox. Facebook cerró dos de sus oficinas para una "limpieza profunda". La Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York comenzó a desinfectar los vagones del metro todas las noches.

Pero la era del "teatro de la higiene" puede haber llegado a un final no oficial esta semana, cuando el C.D.C. actualizó sus pautas de limpieza de superficies y señaló que el riesgo de contraer el virus al tocar una superficie contaminada era menos de 1 en 10 mil.

“Las personas pueden verse afectadas por el virus que causa Covid-19 a través del contacto con superficies y objetos contaminados”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora del C.D.C., en una sesión informativa en la Casa Blanca el pasado lunes. "Sin embargo, la evidencia ha demostrado que el riesgo de transmisión por esta vía de infección es realmente bajo".

La admisión está muy atrasada, dicen los científicos.

“Finalmente”, dijo Linsey Marr, experta en virus transmitidos por el aire en Virginia Tech. "Sabemos esto desde hace mucho tiempo y, sin embargo, la gente todavía se está enfocando mucho en la limpieza de superficies". Ella agregó: "Realmente no hay evidencia de que alguien haya contraído Covid-19 al tocar una superficie contaminada".

Durante los primeros días de la pandemia, muchos expertos creían que el virus se propagaba principalmente a través de grandes gotas respiratorias. Estas gotas son demasiado pesadas para viajar largas distancias por el aire, pero pueden caer sobre objetos y superficies.

En este contexto, el enfoque en limpiar todas las superficies parecía tener sentido. “La limpieza de superficies es más familiar”, dijo Marr. "Sabemos cómo hacerlo. Puedes ver a la gente haciéndolo, ves la superficie limpia. Por eso creo que hace que la gente se sienta más segura".

Pero durante el último año, ha quedado cada vez más claro que el virus se propaga principalmente a través del aire, tanto en gotas grandes como pequeñas, que pueden permanecer en el aire por más tiempo, y que limpiar las manijas de las puertas y los asientos del metro hace poco para mantener a las personas seguras.